La Avenida de Barcelona sufrirá un lavado de cara para adaptarse a la nueva Zona de Bajas Emisiones (ZBE)

Publicado por: Marta Perruca
31/01/2024 01:28 PM
Reprods.: 271

El Ayuntamiento ha sacado a licitación la Asistencia Técnica pra la redacción del proyecto con un presupuesto base de 32.798,69 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses. Las obras tendrán un coste aproximado de 800.000 euros y un plazo de ejecución de ocho meses

 

El Ayuntamiento de Guadalajara inicia los trámites para realizar un lavado de cara integral a la Avenida de Barcelona de la capital y adaptarla a los nuevos requerimientos de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), que limita con esta calle y que se ponía en marcha el 1 de enero de 2024, aunque sólo a título informativo, con un periodo de moratoria de un año para comenzar con las sanciones.

 

El Consistorio acaba de publicar la licitación para contratar la Asistencia Técnica para la redacción el proyecto de “Adecuación, Reforma, Mejora y Humanización de la Avenida de Barcelona”, con un presupuesto base de 32.798,69 euros sin IVA y un plazo de ejecución de cuatro meses.

 


Asimismo, en la Memoria Descriptiva se estima que las obras tendrán un presupuesto aproximado de 819.967,15 euros (sin IVA), que podrá ser financiado con fondos europeos Nex Generation, y el plazo de ejecución será de ocho meses desde la firma del acta del replanteo.

 


La Avenida de Barcelona, según este mismo documento, “presenta diferentes puntos conflictivos que necesitan ser analizados dada su cercanía a la futura Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que puede crear tráfico de agitación y a la intensa actividad comercial tanto en el inicio como en el final de la Avenida, y necesita mejoras en la accesibilidad peatonal y vehicular de su trazado dada la existencia de pasos de peatones en oblicuo, del acceso a parques, afecciones al transporte público urbano, zonas con aceras estrechas y con semaforización en algunos puntos que precisan ser analizados”.

 


En este sentido, el proyecto deberá plantear alternativas a la situación actual en la Avenida de Barcelona y en las calles colindantes y actuaciones como reducción de viales, ensanche de aceras, análisis de las rotondas existentes o de nueva incorporación y necesidad o conveniencia de semáforos, mejoras en señalización y pasos de peatones, reordenación de flujos de vehículos y accesos vehiculares, mejora del mobiliario y de la iluminación, cambios de redes de servicios, espacios verdes, acondicionamiento y soluciones de plazas de aparcamiento en la zona de estudio o en espacios aledaños, estudio de los carriles bici actuales de la zona y actuaciones futuras con una compatibilidad del uso global entre vehículos/bicicletas/peatones, etc, …



Esta actuación, tal y como especifica el pliego de prescripciones técnicas, responde a las exigencias de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, que establece que los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares adoptarán antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones derivadas de la movilidad.

 


Entre ellas, se exige incluir zonas de bajas emisiones antes de 2023 e impulsar medidas para facilitar los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte activo, asociándolos con hábitos de vida saludables, así como corredores verdes intraurbanos que conecten los espacios verdes con las grandes áreas verdes periurbanas.

 


También se establece la necesidad de abordar mejoras en la red de transporte público, incluyendo medidas de integración multimodal para mejorar su uso; promover la electrificación de la red de transporte público y otros combustibles sin emisiones de gases de efecto invernadero, como el biometano y llevar a cabo acciones que fomenten el uso de medios de transporte eléctricos privados, incluyendo puntos de recarga, que impulsen la movilidad eléctrica compartida.

 


Además, contempla la implantación de medidas destinadas a fomentar el reparto de mercancías y la movilidad al trabajo sostenibles y el establecimiento de criterios específicos para mejorar la calidad del aire alrededor de centros escolares, sanitarios u otros de especial sensibilidad, cuando sea necesario de conformidad con la normativa en materia de calidad del aire.

 


Por último, contempla la integración de los planes específicos de electrificación de última milla con las zonas de bajas emisiones municipales.

 


De esta manera, tal y como recoge el pliego de prescripciones técnicas, este proyecto supondrá “un impulso a la movilidad sostenible, en su dimensión social, económica y medioambiental, dotará al municipio de una mayor calidad ambiental y generará entornos urbanos mejor adaptados a los retos actuales y futuros”. Para ello, se pide que el proyecto recoja “mejoras en las condiciones de los barrios, la accesibilidad, la movilidad y el diseño urbano para conseguir un espacio morfológicamente, funcional y socialmente más equitativo”.

 


Estas actuaciones estratégicas, señala el pliego, “persiguen el despliegue de infraestructuras viarias más sostenibles que permitan el desplazamiento peatonal y de vehículos por itinerarios accesibles, seguros, cómodos y atractivos, para el conjunto de la ciudadanía reduciendo emisiones contaminantes derivadas de la movilidad y adaptadas al cambio climático”.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions