El nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) apuesta nuevos modelos de estacionamiento y la eliminación del aparcamiento libre en el centro de Guadalajara

Publicado por: Marta Perruca
07/02/2024 01:38 PM
Reprods.: 118

El concejal de Infraestructuras, Santiago López, ha presentado esta mañana las líneas básicas del nuevo PMUS, que actualiza el planeamiento de 2015 a las nuevas necesidades de la ciudad y que es un requisito imprescindible para optar a algunas de las convocatorias de fondos europeos previstas para 2024

 

La Junta Local de Gobierno aprobaba ayer el nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que, según ha señalado esta mañana el concejal de Infraestructuras, Santiago López, en rueda de prensa, viene a actualizar el planeamiento de 2015, aprobado en la última legislatura de Antonio Román (PP), para adaptarlo a las nuevas necesidades de la ciudad y, además, constituye un requisito imprescindible para optar a algunas de las convocatorias de fondos europeos previstas para 2024. 

 

Con la aprobación del PMUS, según el concejal, tras un periodo de escucha a través de encuestas a la población, se abre un plazo de 45 días de exposición pública en el que se podrá consultar este plan en las web del Ayuntamiento y presentar las correspondientes alegaciones. Con el fin de implicar en mayor medida a la población, el Ayuntamiento pondrá en marcha a finales de febrero un taller de participación en el Centro Municipal Integrado, Eduardo Guitián, al que van a ser convocadas diversas asociaciones, de discapacitados, ecologistas, AMPA’s, etc., otros colectivos relacionados con la movilidad y también estará abierto a la ciudadanía en general que “van a poder revisar este plan y realizar sus aportaciones”, ha aclarado López. El Ayuntamiento informará próximamente de las fechas y horarios de este taller, así como de “los mecanismos para intentar plantear las alegaciones o sugerencias que se puedan determinar”.

 


El PMUS,  ha indicado, no sólo diseña unas líneas estratégicas a largo plazo, sino que también “nos sirve de guía para realizar la mayoría de las actuaciones de obras públicas y de movilidad de la ciudad”.

 


Este nuevo planteamiento contempla diez ejes estratégicos de actuación, cada uno de los cuales recoge una serie de acciones. En concreto, estos ejes son: Movilidad a pie, accesibilidad y espacio público; Movilidad de bicicleta y Vehículos de Movilidad Personal (VMP); Movilidad en transporte público; Movilidad en vehículo privado y motorizado; Gestión eficiente de aparcamientos; Distribución urbana de mercancías; Movilidad 0 Emisiones; Barrios anexionados, pedanías y conectividad territorial del municipio; ZBE; y Gestión y promoción de la movilidad sostenible.

 


Entre las acciones a llevar a cabo, Santiago López ha destacado la ZBE, con sus distintas fases de aplicación; la estrategia sobre el viario, “que busca reducir el tráfico de paso de vehículos por el centro y fomentar la circulación por las vías exteriores”, así como la estrategia peatonal, estimulando la tendencia de priorizar al peatón y las zonas estanciales. También ha hecho hincapié en la estrategia del estacionamiento “que plantea la necesidad de revertir el sistema de aparcamiento actual, fomentando otro tipo de aparcamientos como pudiera ser los subterráneos y reduciendo o regulando los que se prestan en superficie”.

 


Entre los principales objetivos del plan, el edil ha señalado, la calidad del medioambiente urbano y la calidad de vida; fomentar los medios de transporte con un menor coste social, económico, ambiental y energético; disminuir los niveles de congestión vehicular en la ciudad; crear sinergias y puntos en común, promoviendo la interconexión con los barrios anexionados; o mejorar la accesibilidad de todos los barrios de la ciudad y las pedanías “ofreciendo una movilidad y un transporte sostenible de alta calidad”.

 


El nuevo PMUS establece además un presupuesto y calendario “estimados” con actuaciones a corto, medio y largo plazo y una inversión aproximada de 36 millones de euros. A corto plazo, del 2023 a 2026, se calcula una inversión de 16 millones de euros; a medio plazo, 2027-2030, de 13 millones y a largo plazo, 2031-2034 , de 7,5 millones.

 


En 2024 y 2025, según López, la inversión dedicada al PMUS va a rondar los 1,5 millones de euros, a lo que hay que sumar otro millón de euros para la mejora de la red viaria y las inversiones en la ZBE que son aproximadamente 600.000 euros cada año.

 


El plan estratégico, en palabras del edil del ramo, tiene un carácter transversal, e incorpora un diagnóstico y un plan de acción y está fundamentado en la  Estrategia de Movilidad Sostenible de la Unión Europea, así como la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible integrada en la ciudad de Guadalajara y en los criterios de seguridad de la Dirección General de Tráfico.  "Tenemos que intentar, a través de estas acciones generales, ir cambiando hábitos y tendencias de la movilidad cotidiana", ha manifestado López.

 

El 47% de la porblación se mueve de manera peatonal


El diagnóstico, según el edil, evidencia algunas fortalezas, como es que el 47% de la población se mueva de manera peatonal y el incremento en el uso del transporte público. Pero también pone de manifiesto debilidades, como la barrera física de la N-II para la conexión con otros puntos del municipio o la ubicación del Hospital o la alta posesión de vehículos privados “que a veces congestiona distintos puntos, como la entrada a la ciudad.

 


En relación al PMUS de 2015, explicó que se basaba en 55 propuestas, que se estructuraban en 25 líneas estratégicas. De este plan, según el concejal de Infraestructuras, sólo se ejecutó el 23% y, parcialmente, el 31%, por lo que se quedó sin ejecutar el 46%. Un plan, que según señaló, no contemplaba una serie de cuestiones, como acciones en los barrios anexionados, una estrategia de movilidad ciclista, los polígonos industriales o la accesibilidad universal. Tampoco recogía las limitaciones en la velocidad de los automóviles en vía urbana, la Zona de Bajas Emisiones (ZBE); los nuevos sistemas de movilidad, como los patinetes o la movilidad compartida, lo que ha motivado la elaboración de un nuevo PMUS.

 

Nueva estrategia de estacionamiento

El nuevo PMUS incorpora una nueva estrategia de aparcamiento que implementará las zonas reguladas, es decir, de pago, tanto de zona roja y azul, como de aparcamiento subterráneo.

 


A preguntas de los medios, el concejal de Infraestructuras, ha explicado que las nuevas actuaciones que están ya en marcha, en la Calle Cervantes, Plaza de la Antigua, o en las plazas de San Esteban y General Prim, están basadas en estas estrategias de mejora de la movilidad peatonal y las zonas estanciales, lo que implica la eliminación de plazas de aparcamiento “y por tanto, hay que pensar cómo se va a establecer ese nuevo aparcamiento, tanto en superficie como soterrado”. En este sentido, ha dicho que el PMUS establece una serie de “ejes estratégicos” donde podría establecerse en el futuro un aparcamiento subterráneo “con el objetivo de que la ZBE se quede libre en superficie, pero haya puntos concretos donde los ciudadanos van a poder aparcar”.

 


Actualmente, recordó, se está ejecutando el parking disuasorio de la calle Hermanos Fernández de Galeano, junto al Brianda, en sintonía con el PMUS y la ZBE y otros “puntos susceptibles” podrían ser el aparcamiento de la Plaza de Toros de Las Cruces; la zona de aparcamiento del asilo de la Concordia; el aparcamiento en superficie de la concatedral de Santa María o la parcela de la calle Chorrón, bajo el Fuerte de San Francisco. “La idea es ir rodeando la ZBE con puntos de aparcamiento que puedan solventar la demanda de vehículos en la ciudad”.

 

El edil no descarta que se puedan establecer bonficaciones en los aparcamiento disuasorios para aquellos conductores que decidan dejar aparcado el coche para desplazarse en transporte público por la ciudad.

 


Asimismo, según el concejal, el PMUS contempla nuevas zonas “rojas, azules y amarillas, porque hay que adaptarnos a las nuevas situaciones”. En este sentido, indicó que en la zona de la calle Cervantes se van a eliminar de muchas plazas de aparcamiento, “sin embargo, se está estudiando ya desde el Departamento de Movilidad, en consonancia con el de Seguridad, la posibilidad de habilitar nuevos espacios, como la campa del Mercado de Abastos, que no sólo supliría las plazas eliminadas, sino que aumentaría las actualmente existentes”.

 


A la pregunta de si se van a ampliar las zonas de aparcamiento de pago en la ciudad, el edil ha dicho que “esto va a ir recogido en un pliego nuevo que se sacará para la zona hora y para los estacionamientos, con el que se intentará regularizar de la mejor manera posible” y ha añadido, que “a medida que uno se aproxime al casco histórico las modalidades de aparcamiento libre se van a ver reducidas, porque habrá que fomentar esa rotación en distintos puntos”.

 

"Desde la ZBE, vamos haciendo una serie de anillos hacia la periferia, de forma que lo que se intenta es que en la zona central circulen coches que no contaminen, como pasa en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes y, a partir de ahí, los desplazamientos sean a pie o en transporte público. Según vamos saliendo de los anillos habrá más libertad de circulación y estacionamiento y lo que se pretende, a largo plazo, es ir cambiando poco a poco los hábitos de movilidad en la ciudad". 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions