Pablo Bellido: "Guadalajara es una de las grandes beneficiadas del hecho autonómico"

Publicado por: Ana María Ruiz
06/12/2022 08:00 AM
Reprods.: 117

Con motivo del Día de la Constitución, el presidente de las Cortes regionales repasa para El Decano lo que ha supuesto para Castilla-La Mancha la aprobación del Estatuto de Autonomía, del que se conmemora el 40 aniversario

El presidente de las Cortes Regionales, Pablo Bellido, ha mostrado su orgullo por el hecho de que la institución que preside haya sido el escenario para la celebración del acto institucional con motivo del 44 cumpleaños de la Constitución española. Además, este año coincide con la celebración del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía, un texto que, en su opinión, ha conseguido para la región una "transformación milagrosa".

 

Las Cortes Regionales acogieron ayer el acto institucional del Día de la Constitución ¿Qué ha supuesto para el presidente esta responsabilidad? 

Ha sido un placer. Lo hemos hecho con el lema “ La España que nos une” porque estamos convencidos que la Constitución que decidió organizar nuestro país en comunidades autónomas para acercar los servicios a la ciudadanía, ha contribuido como nunca nadie a que realmente sea un país en el que no solo unos pocos vivan bien sino que el conjunto de la sociedad haya progresado. Celebramos la Constitución con el empeño puesto en vertebrar y cohesionar nuestro Estado y también en defender los intereses de Castilla-La Mancha. Y lo hacemos frente a quien haga falta, a veces incluso contra los propios, pero no nos importa porque es nuestra obligación y porque tenemos claro que nuestra prioridad no es defender a nuestro partido o a nuestro presidente sino siempre defender los colores de Castilla-La Mancha. Por tanto, ha sido un día para festejar lo que hemos conseguido y para marcar una agenda de tareas que desemboque en seguir progresando. 

Precisamente la Constitución, en su artículo 2 recoge el derecho de las regiones a la autonomía ¿Qué supuso para Castilla-La Mancha?

Para Castilla-La Mancha, que había sido una tierra de paso, supuso ser una tierra de la que no se puede pasar. Significó tener voz propia en aspectos determinantes para nuestro futuro y nuestra identidad. Pondré como ejemplo el agua. Ahora no se pueden tomar decisiones sin escucharnos e incluso cuando se toma alguna decisión que no nos gusta levantamos la voz para hacernos oír. Una región que estaba por construir, que apenas tenía carreteras de alta capacidad, que no tenía ferrocarril de alta velocidad, que carecía de equipamientos sanitarios, educativos y sociales, ha experimentado una transformación milagrosa. Estos son los 40 años mejores de la historia no solo de Castilla-La Mancha, sino de los pueblos y ciudades que forman la región. Nunca antes se había vivido tan bien y tanta gente había disfrutado del progreso y del desarrollo. Por tanto, celebramos la Constitución que dio pie a este modelo de organización descentralizado y el Estatuto de Autonomía que unió a las 45 provincias de Castilla-La Mancha y nos encauzó hacia un camino de progreso y de bienestar. 

Al hilo del Estatuto de Autonomía, las Cortes están desarrollando un intenso programa de actividades con motivo de los 40 años de este texto ¿Qué supuso para la región la aprobación de este texto?

Fue un antes y un después. Probablemente, la mayoría de la sociedad no conozca ni un solo artículo del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha pero tienen que saber que es el Estatuto lo que nos permite tomar nuestras propias decisiones y decidir nuestro destino y también tener voz en las cuestiones que, no siendo competencia de la Comunidad Autónoma, son importantes y trascendentales para el futuro de la región. 

 

Pablo Bellido entregando el Estatuto conmemorativo a la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, junto a la eurodiputada castellanomanchega Cristina Maestre

 

Dado este desconocimiento ¿Cómo intentan que la ciudadanía conozca lo básico del Estatuto?

Nosotros estamos más interesados en que comprendan el contexto y cómo sacar el máximo rendimiento al hecho autonómico. De la misma manera que la inmensa mayoría de la ciudadanía no sabría decir de memoria ni un solo artículo de la Constitución, no es tan importante conocerse el Estatuto en su literatura sino en los efectos que se pueden desplegar y en los beneficios que puede tener para cada ciudadano y ciudadana y para el conjunto del territorio. Formar parte de una Comunidad Autónoma es corresponsabilizarse unos de otros y tener una red de solidaridad que nos permita que, cuando a alguien, por cuestiones imprevistas, le empieza a ir mal, tenga a quién acudir. Acude al Gobierno de Castilla-La Mancha, que con los servicios públicos como la sanidad, la educación o las políticas de bienestar social atiende y protege a quien lo necesita. Eso es lo fundamental. Mi objetivo es hacer comprender a la sociedad el beneficio que puede obtener de que tengamos autogobierno y de que tengamos la capacidad de tomar decisiones aquí sin que decidan otros por nosotros. 

 

"Mi objetivo es hacer comprender a la sociedad el beneficio que puede obtener de que tengamos autogobierno y de que tengamos la capacidad de tomar decisiones aquí sin que decidan otros por nosotros"

 

En Guadalajara hay un cierto desapego de lo que es el concepto de pertenecer a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha

Guadalajara es una de las grandes beneficiarias del hecho autonómico. De entre todas las opciones que había, Madrid no quería ir con nadie. Con todas nuestras comunidades vecinas nos habría ido peor porque pertenecer a Castilla-La Mancha nos ha permitido, además de formar parte de un proyecto colectivo, disponer de una serie de recursos públicos, muchos de ellos procedentes de fondos europeos, que no habríamos disfrutado si estuviéramos en Castilla Leon o en Aragón. Uno va a la frontera con Castilla León o Aragón y compara las carreteras que tienen ellos con las que tenemos nosotros . Y que me digan si es verdad que estamos mejor o no en todo lo que tiene que ver con el desarrollo rural, los fondos de agricultura o con las políticas de turismo y cultura y otras cuestiones de desarrollo. Es evidente que pertenecer a Castilla-La Mancha ha sido beneficioso y Guadalajara, si no llega a ser por las otras cuatro provincias, no dispondría de estos fondos porque no está en los umbrales económicos que le hacen poder beneficiarse de fondos europeos que exigen que la renta media esté por debajo de 75% de la media europa y Guadalajara no lo está. En cambio, al estar integrado en el conjunto de la región, nos aporta la capacidad de obtener recursos y utilizarlos para nuestro desarrollo. Por tanto, me extrañaría que alguien pudiese imaginar que pudiésemos estar mejor fuera de Castilla-La Mancha. Yo, emocionalmente, me siento muy vinculado a La Mancha y a otros territorios de Castilla como la provincia de Toledo y, francamente, creo que hay muchas más cosas que nos unen en la historia de España con las provincias de Castilla-La Mancha que con otras. Pero eso ya es una cuestión más sentimental y yo respeto a todo el mundo que tenga ese sentimiento. Nuestra identidad ha sido respetada y eso es muy importante. Castilla-La Mancha no se creó para imponer, se creó para ayudar, colaborar y facilitar y Guadalajara es una magnífica prueba de ello. Yo creo que, hoy por hoy, la mayor parte de la provincia de Guadalajara empieza a sentirse reconocida en el elemento autonómico. 

¿Cómo ha cambiado la región en estos 40 años?

Es una transformación que va de la noche al día. Hemos pasado de ser una región pobre, sin servicios, una tierra de paso, a ser una región que dispone de los elementos fundamentales para garantizar la igualdad de oportunidades en nuestra tierra. Tenemos escuelas en  los pueblos más pequeños, tenemos consultorios y ambulatorios, tenemos una red de residencias y equipamientos para las personas mayores y con discapacidad muy por encima del conjunto del Estado. No somos la región más rica de España pero somos una región muy solidaria, al punto de que en los años 2021 y 2022 somos la región que más ha incrementado su gasto en servicios públicos sanitarios, educativos y de bienestar social. Creo francamente que la región ha mejorado una barbaridad en estos 40 años. Los Frutos son muy interesantes, se ve en cómo vive la gente en esta tierra y estoy absolutamente convencido de que sin el elemento autonómico en el conjunto del país se viviría peor. 

 

"Le pido al PP, humildemente, que rectifique, que lo que ha hecho para el Día Internacional contra la violencia machista no lo reproduzca para el 8 de marzo" 

 

Llegamos al día de la Constitución con el clima político bastante enturbiado a nivel nacional ¿No teme que esto se traslade a las Cortes regionales?

Al punto de poder asimilar el ambiente viciado que ha creado la ultraderecha en el Congreso de los Diputados, no. Pero yo he estado toda la legislatura presumiendo de que en las Cortes de Castilla-La Mancha no se había introducido el discurso del odio ni el negacionismo machista y que todas las fuerzas políticas en lo fundamental, como en la violencia de género, estábamos unidos y no les dábamos ningún espacio a los maltratadores ni a los a los canallas y mostrábamos unidad en nuestra decisión de proteger y amparar a las víctimas y esto lo ha roto el PP de manera incomprensible y dolorosa e incluso de manera equivocada y terrible para el conjunto de la sociedad. Pero la negativa a aprobar una moción institucional contra la violencia de género no me cabe duda de que lo han hecho por oportunismo político y no hay excusas. No podemos enviar mensajes equivocados, las víctimas necesitan vernos firmes y unidos. Porque de lo contrario surgen dudas en un ámbito donde no puede haber ninguna. Y los violentos, los que agreden, tienen que vernos unidos en que no vamos a tolerar ni un caso más. Le pido al PP, humildemente, que rectifique, que lo que ha hecho para el Día Internacional contra la violencia machista no lo reproduzca para el 8 de marzo. Ojalá que regresen a la unidad porque hay asuntos que no requieren ni broma ni politiqueo y no podemos permitirnos ningún retroceso en materia de igualdad. Espero que el PP deje de estar donde se ha puesto, que es con Vox, y regrese donde estamos los demócratas, unidos en defensa de las víctimas y en un rechazo frontal y absoluto a la violencia machista.

¿No teme que conforme se vayan acercando las elecciones el discurso del PP se radicalice en las Cortes regionales?

Me temo que no es imposible que suceda. Discrepo de manera intelectual de este tipo de planteamientos porque la sociedad no está en esto, está en la moderación y en el respeto, que es por donde se pueden conseguir más y mejores frutos. No creo que la sociedad quiera que nos gobierne quien no respeta a los demás o quien incorpora mensajes de odio al que piensa de otra manera. Yo no creo que las cosas que dicen los que defienden otras posiciones políticas sean inaceptables. Creo que, mientras se respeten los derechos humanos, cabe opinar lo que cada uno considere mejor. Y, desde luego, no estoy dispuesto a convertir a ningún adversario en enemigo. Creo que quienes caen en esa inclinación embarcan a nuestro país en un enfrentamiento y en un debilitamiento de la convivencia que está en los pilares de la Constitución española y hay que evitarlo. Lo que ha introducido principalmente Vox en las Cortes generales lo he definido en algún momento como la 'odiocracia'. La idea de que solamente se puede alcanzar el poder odiando y que hace falta crear un clima de enfrentamiento social para que ellos puedan prosperar y avanzar en sus posiciones. Es absolutamente lamentable y yo voy a trabajar con todas mis fuerzas para que el odio no se imponga a la razón y al respeto. Cuando hay odio no hay razón y cuando hay odio no hay respeto. 

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions