El 1º de Mayo en Guadalajara: una historia de más de un siglo de lucha

01/05/2024 08:00 AM
Reprods.: 924
Manifestación obrera en Guadalajara//Imagen: Colección fotográfica Latorre y Vegas.CEFIHGU.
Manifestación obrera en Guadalajara//Imagen: Colección fotográfica Latorre y Vegas.CEFIHGU.

La primera manifestación popular del 1º de Mayo se celebró en Guadalajara en 1901, con doscientos albañiles de UGT manifestándose por el paseo de las Cruces hasta el Gobierno Civil

 

La primera celebración del Primero de Mayo, día internacional de la clase obrera, tuvo lugar hace ya más de 130 años cuando el Congreso Obrero Socialista de la II Internacional, celebrado en París en 1889, convocó en esa fecha una huelga internacional por la consecución de las ocho horas de trabajo diarias y también como homenaje a los cinco obreros anarquistas (Engel, Fischer, Parsons, Spies y Linng), asesinados en Chicago en 1886, durante una movilización por la limitación del tiempo de trabajo. Se convocaron manifestaciones en todo el mundo. En el Estado español las hubo en Madrid, Barcelona, Bilbao y otras localidades.

 

Habrían de transcurrir más de diez años para que en Guadalajara se conmemorara esta fecha. Una ciudad en la que desde 1882 la construcción de un gran grupo de edificios compuesto por Escuela-Modelo, Asilo, iglesia y un enorme Panteón -por encargo de María Diega Desmaissiéres y Sevillano, duquesa de Sevillano- congregaba a cientos de trabajadores. Durante el año 1900, los albañiles mantuvieron reuniones para formar su asociación y, en enero de 1901, la ejecutiva nacional de UGT aceptaba el ingreso de la Sociedad de Albañiles de Guadalajara y convocó  una manifestación el primer día de mayo, que transcurrió con doscientos albañiles, por el paseo de las Cruces hasta el Gobierno civil, donde una comision entregó este texto al gobernador Juan Sanchez Lozano

 

"Sociedad de Albañiles de Guadalajara: Excmo. Sr. Esta sociedad da a V. E. las más expresivas gracias, por la bondad con que ha atendido nuestra humilde petición y suplicamos a V. E. en este día para que recabe de los poderes públicos la forma de mejorar en lo posible la situación tan aflictiva porque atraviesa esta clase tan desgraciada como honrada. Nuestra petición se reduce a que sea una ley la jornada normal de ocho horas de trabajo en todo tiempo con el fin de quitar el contingente de obreros parados que hay la mayor parte del año. Gracia que no dudan en alcanzar de la benevolencia y justicia recta de V. E. Dios guarde a V. E. muchos años. Guadalajara 1 de Mayo del año 1901. Por la Sociedad, la Comisión. Ignacio Aragonés, Pedro Wandelmer, Nemesio Castillo, Juan Bautista López. Excelentísimo Sr. Gobernador de la provincia". (La Crónica,2-5-1901).

 

Desde entonces, todos los años en Guadalajara se celebró un acto en el Teatro Principal, donde oradores socialistas insistían a los asistentes en la necesidad de organizarse sindicalmente, llevar concejales obreros al Ayuntamiento o en denunciar la Guerra de Marruecos. Una manifestación recorría a continuación las principales calles de la ciudad, que culminaba con la entrega a la máxima autoridad provincial de las reivindicaciones aprobadas tras el mitin. El día terminaba con una comida campestre. La mayoría de estas actividades fueron prohibidas durante la dictadura del general Miguel Primo de Rivera.

 

Hasta los años treinta, la celebración no tuvo repercusion mas allá de la capital de la provincia, como era el caso de Brihuega:

 

"… aquí, la población más obrera de la provincia en otros tiempos, paso como desapercibida esa fiesta,…" (El Briocense. 15-5-1906).

 

II República: placa a nombre de Pablo Iglesias

 

Recién instaurada la II República, el 1 de mayo de 1931 tuvo especial relevancia, con una gran manifestación y el descubrimiento de una placa a nombre de Pablo Iglesias en la plazuela donde se ubicaba el edificio de la Casa del Pueblo, seguido de un discurso de Marcelino Martín González del Arco, recién elegido primer alcalde socialista de Guadalajara, quien exaltó la  personalidad y la obra del dirigente obrero. En los años siguientes la celebración ya no fue monopolio de la UGT y el PSOE locales, sino que participaron en ella anarquistas y el PCE. 

 

La manifestación de 1936, en vísperas de la Guerra Civil, fue multitudinaria como recordaba muchos años después el veterano militante comunista Aurelio Sampedro:

 

"En el treinta y seis desfilaron unas cuatro mil personas flanqueadas por las Juventudes Socialistas Unificadas, muchos iban uniformados con pantalones y camisa azul, algunos con corbatas rojas, otros con cuello sport. También había unas cien o doscientas bicicletas de los servicios deportivos populares, puesto que en Guadalajara por aquel tiempo había unas mil bicicletas y la Agrupación Deportiva Obrera estaba muy bien organizada. En la manifestación estaban representados todos los sindicatos integrados en la Federación de Sociedades Obreras, que eran más de veinte, cada uno llevaba su bandera que aglutinaba a la junta directiva y a los afiliados de cada sindicato, los más importantes eran el de la construcción, el de oficios varios y el del metal llamado 'El Baluarte' que era muy importante porque agrupaba a gran parte de los dos mil obreros de la 'Hispano Suiza'. También participaban diferentes representaciones locales de los pueblos y campesinos de la Federación de Trabajadores de la Tierra" . (Guadalajara Diario, 27-4-1980).

 

Ese año hubo nutridas manifestaciones también en Molina de Aragón, Sigüenza, Espinosa de Henares, Anquela, Milmarcos, Tortuera y Fuentelsaz.

 

El renacer obrero

 

Incidentes en la manifestación del 1º de Mayo de 1979//Fuente: Guadalajara, diario de la mañana, 2-5-1979.
Incidentes en la manifestación del 1º de Mayo de 1979//Fuente: Guadalajara, diario de la mañana, 2-5-1979.

 

Los primeros latidos del renacer del movimiento obrero tras la derrota de la Guerra Civil se hacían sentir en Guadalajara en reuniones de jóvenes trabajadores con motivo de la fecha, allá por los años sesenta, organizadas por uno de los pioneros de CCOO en Guadalajara, Roberto Muñoz Jabonero:

 

"Guadalajara. Más de un centenar de jóvenes de diferentes tendencias celebraron una reunion el 1º de mayo. En sus intervenciones expusieron sus reivindicaciones y la necesidad de defender sus derechos luchando unidos por la libertad y la democracia". (Mundo Obrero, 1-6-1966).

 

Por primera vez, al cabo de cuarenta años, en 1978, los sindicatos y partidos obreros celebraban en la legalidad el 1º de Mayo en Guadalajara. El PCE, llevando hasta el extremo su política de 'Reconciliación Nacional' que promovía desde 1956, aceptó la Monarquía como forma de Estado y se opuso a que fuera mostrado el emblema tricolor que portaban los militantes de la Organización Comunista de España (Bandera Roja). Se entabló una batalla campal entre el servicio de orden de la manifestación y los miembros de Bandera Roja cuando aquellos intentan arrebatarles la bandera de la República y acallar los gritos contra el Pacto de la Moncloa, además de formar una barrera para dejarlos al margen del cortejo. Manifestantes de Bandera Roja  y CNT corearon entonces: "Policía para qué, ya tenemos al PCE". Y no era  exagerado lo que decían pues respondía a la táctica de chantaje -a la que había claudicado el PCE- de Rodolfo Martín Villa, ministro del Interior del Gobierno de la UCD, consistente en que los servicios de orden actuaran en lugar de la policía, al responsabilizar a las organizaciones convocantes de lo que sucediera. Los incidentes se repitieron al año siguiente por el mismo motivo:

 

"Apenas iniciada la manifestación, y en respuesta a las consignas del grueso de los manifestantes, los componentes de Bandera Roja corearon consignas republicanas a la par que surgían dos banderas republicanas dentro del mismo grupo. El servicio de orden de CCOO, nada más surgir las citadas enseñas, intentó que se plegaran, surgiendo el primer incidente entre los miembros de 'Bandera Roja' y el citado servicio de orden". (Flores y Abejas, 3-5-1979).

 

Las convocatorias posteriores lo fueron contra el golpismo, el terrorismo y los expedientes de crisis, cuando buena parte del tejido industrial de Guadalajara se desmantelaba a causa de la crisis económica iniciada en 1973.

 

Manifiesto sindical de CCOO y UGT. ante el 1º de Mayo de 1981//Cortesía: Félix Hernández Arroyo.
Manifiesto sindical de CCOO y UGT. ante el 1º de Mayo de 1981//Cortesía: Félix Hernández Arroyo.

 

Actualmente los sindicatos CCOO y UGT realizan una manifestación ese día en Guadalajara a la que acude un número notable de trabajadores, aunque éste no llega ni de lejos a representar un porcentaje significativo de los que hay actualmente en Guadalajara. Solo el sector de la Logística congrega cerca de 40.000. ¿La causa?

 

Examinando el papel de los sindicatos mayoritarios se observa que ya hace muchos años se instaló en ellos la querencia por el entendimiento con los poderes empresariales y el aparato del Estado, la negociación sin movilización, la renuncia a la autonomía económica y la dependencia de las subvenciones, una creciente burocratización en detrimento de la democracia interna…Todo ello con funestos resultados traducidos, entre otros, en un descenso significativo de la participación de los salarios en la Renta Nacional, la cual ha evolucionado del  64,6 por ciento en 1976 (año en el que tan solo en los tres primeros meses hubo 17.731 huelgas, según cifras del Ministerio de la Gobernación) al 47,5 por ciento en 2022.

 

La manifestación como síntoma, podría decirse, del estado de desafección de muchos trabajadores hacia unos sindicatos con los que antaño se sentían más identificados y que hoy no están dispuestos a sacrificar su ocio por acudir a los actos de ese día los cuales, en buena medida, se han convertido en una mera tradición.

 

Recuperar el Primero de Mayo como auténtica jornada reivindicativa pasa por un cambio del papel actual de las organizaciones sindicales, que han de retomar las tradiciones de lucha, sin las cuales la clase obrera corre el peligro de perder mucho de lo conquistado y quedar relegada a ser cada vez más simple materia prima para su explotación.

 

Enrique Alejandre Torija. Investigador de temas históricos. Autor de 'El movimiento obrero en Guadalajara. 1868-1939' y 'Guadalajara, 1719-1823.Un siglo conflictivo' y 'La mujer trabajadora en Guadalajara.1868-1939'.

 

Fuentes consultadas para la realización de este artículo

 

Colecciones de prensa de Abril, El Briocense, La Crónica, Flores y Abejas, Guadalajara, diario de la mañana, Madrid Sindical, Mundo Obrero, El País y El Socialista.

 

Manifestación del 1º de Mayo en Guadalajara en el año 2022//Imagen: cortesía Enrique Alejandre Torija.
Manifestación del 1º de Mayo en Guadalajara en el año 2022//Imagen: cortesía Enrique Alejandre Torija.

 

 

El Decano de Guadalajara te agradece la lectura de este artículo. Para seguir creciendo ¡COMPARTE en tus redes sociales!

 

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions