Enith Sebastien: "Hay que luchar por la igualdad y la visibilidad del colectivo LGTBI en todos los ámbitos"

Publicado por: Ana María Ruiz
09/05/2024 08:00 AM
Reprods.: 156
Enith Sebastien.
Enith Sebastien.

Deportista de élite, Miss Trans España 2022, Primera Dama en el certamen Queen Trans World y recientemente galardonada con el Premio Europa Multicultural 2024, esta vecina de Valdeaveruelo es un ejemplo de lucha por la visibilización del colectivo LGTBI

 

El Decano de Guadalajara, dentro de su sección ‘Mujeres’ y con motivo de la celebración del Día de la LGTBIfobia el próximo 17 de mayo, entrevista a Enith Sebastien, una mujer luchadora que apuesta por la educación como base para la integración y la consecución de la igualdad de oportunidades del colectivo en todos los ámbitos de la sociedad.


El pasado 26 de abril, Enith recogía el Premio Europa Multicultural 2024 a la Excelencia Deportiva y de Vida, uno de los máximos galardones a la excelencia profesional a nivel europeo, organizado por la Asociación Multicultural de Personas con Discapacidad Neurológica. 


En primer lugar, enhorabuena por este premio que te reconoce como activista LGTBI por tu trabajo de visibilidad del colectivo en Guadalajara y alrededores ¿Cómo te sientes?


Estoy muy contenta. Fue una gala magnífica. Me produce muchísima satisfacción que, después de tanto tiempo, la gente se comience a fijar en mí y en mi trabajo. Es un reconocimiento a un recorrido. Que haya gente muy nueva en tu vida y te quieran reconocer se agradece. Es muy bonito. 


Tú eres una mujer trans. ¿Cómo fue tu transformación? ¿Cuándo te das cuenta de que tu cuerpo no es el que te ha asignado la naturaleza?


Desde que era muy pequeña. Recuerdo que con 4 ó 5 años soñaba que era chica y cuando me despertaba me sentía decepcionada. Ese sentimiento se fue potenciando con el desarrollo. A los 15 años me sentía super chica, pero era otra época y nunca lo manifesté, ni siquiera en casa. Era algo que yo tenía en mi interior. 


¿Estar conteniendo algo que deseabas tanto no te generó problemas?


Pasé por muchas depresiones porque yo no sabía lo que me sucedía. Siempre fui una persona muy afeminada y me generaba conflictos. Ahora se le llamaría bullying. Hasta que un día, una amiga mía que era lesbiana, me preguntó si en realidad yo no sería gay y le dije: Sí. Y me sentí muy liberada. Me ayudó muchísimo salir del armario. Pero en el interior yo seguía teniendo esa sensación de que era algo más lo que me pasaba.

 


Mi madre se enteró por mi diario que era gay. Mi familia y mis amistades del colegio lo entendieron perfectamente y para mí fue un resurgir. La depresión se fue y todo se volvió de color.

 


Cuando descubres que eras gay ¿Lo exteriorizas en casa, con tus amigos? ¿Cómo fue ese proceso? 

 

 A los 17 años, pensaba que a todo el mundo le gustaba todo el mundo, fuera como fuera. Pero me di cuenta de que no era así. Y no me sentía bien. Yo escribía un diario en el que contaba cómo me sentía al haber salido del armario. No lo tenía escondido, lo dejaba sin más en la habitación y mi madre lo leyó. Se enteró  por mi diario de que era gay. Pero fue todo muy bien. Mi familia es muy abierta. Siempre me han ayudado en todo, han estado muy pendientes de mí y no ha habido inconvenientes en nada. Mi madre, mi padre y mis amistades del colegio lo entendieron perfectamente y para mí fue un resurgir. La depresión se fue y todo se volvió de color. Mi vida cambió a positivo. Para mí nunca ha habido trabas porque nunca dejé de hacer cosas porque me diera vergüenza que fueran más de chicas. Como el patinaje artístico. Yo siempre me he dedicado a ello y al que le gustara bien y al que no, pues que mirase para otro lado. Todo esto sucedió en Uruguay. Luego nos vinimos para España y aquí fue todo muchísimo más fácil  en este aspecto. 


Aún reconociendo tu homosexualidad, tú realmente te sentías una mujer ¿Cuándo decides dar el siguiente paso? 


El año 2020 me dio el segundo empujón. Ya había empezado a masculinizarme demasiado. El bello facial me empezó a salir muy tarde, a los 28 años, y al verme más masculino volví a caer en otra depresión. En mi etapa gay yo me veía femenina y me gustaba esa feminidad y la potenciaba, pero todavía estaba contenida en ese aspecto. Con el Covid dije: ahora o nunca.  Están muriendo muchísimas personas y yo tengo la suerte de que sigo viva ¿Por qué no voy a dar el paso? Y lo di. Para mí fue otro resurgir porque esa persona que estaba dentro, sumergida, sin poder flotar, de repente salió del agua y surgió Enith con magia, fuerza y garra. Ahí fue cuando empecé a unirme con mi yo y, hoy por hoy, me siento fenomenal.  

 

Enith Sebastien, durante la gala de entrega de los Premios Europa Multicultural 2024.
Enith Sebastien, durante la gala de entrega de los Premios Europa Multicultural 2024.


¿Has pasado por algún proceso hormonal, por alguna operación?


Yo empecé muy tarde mi transición. Comencé hace cuatro años con el tema hormonal y no hace un año que me he operado los pechos. Más adelante quiero hacer mi reasignación de género. He ido tarde, pero nunca es tarde al final. 


¿Por qué eliges el nombre de Enith?


Mi nombre siempre ha sido Sebastien. Lo eligió mi madre para mí y siempre ha sido un nombre mágico en mi vida. Yo no me quería deshacer de Sebastien porque amo mi nombre. Junto a mi madre buscamos otro más femenino para ponerlo delante. Elegimos unos cuantos que vimos por internet y Enith nos pareció super mágico. Miramos la definición, que es "Amante de las cosas bonitas" y dijimos: Este es el nombre. Ahí nació Enith Sebastien y ahí va a quedar.


¿Has podido cambiar tu nombre en el DNI?

 

Lo estoy haciendo ahora. El problema que me estoy encontrando es que nunca hay citas, si llamas no te atienden, si escribes no te contestan. Te dicen que tienes que pedir cita on line pero nada. Es un proceso administrativo horrible y muy lento.


Entonces vas con tu carnet de chico. A nivel burocrático con las administraciones o en las consultas médicas ¿Te genera algún problema que tu imagen no se corresponda con tu DNI? 


No porque ya estoy muy concienciada con ello. Para mí un nombre no es un problema, para mí el problema era no ser Enith. Y yo ya soy Enith. 

 

Has sido deportista de élite en la disciplina de Patinaje Artístico ¿Cuándo empezaste con ello?

 

Llevo en el patinaje desde los 8 años. Fui por accidente a ver a mi prima que lo practicaba y me deslumbró. Ella lo dejó y yo continué y así hasta el día de hoy. He estado en campeonatos nacionales e internacionales, he hecho los cursos de juez para la Federación y he estado trabajando como jueza. Luego me convertí en entrenadora y llevo ya unos cuantos años fichada en el Club de Alcorcón. Han sido seis años consecutivos en los que he dejado a mis alumnas campeonas de Madrid y el top ten del ranking español compitiendo con más de 70 clubes de toda españa.

 

¿Qué te aporta el patinaje?


A mí siempre me aportó una disciplina, una conducta. Aprendes a ello desde pequeña. Me aportó además una segunda familia y la contención de mis enfados de adolescente. Los plasmaba todos saltando, girando, sudando y entrenando. Y después, yo llegaba a casa espléndida. Hay una contención enorme y es muy sacrificado. Empezó como un deporte escolar y recreativo pero en mi caso me gustó tanto que iba a por todas. Empecé a hacer exámenes, a competir y cada vez iba avanzando en categorías y te ves envuelta en ese lío que te puede traer resultados o no. Porque no siempre se gana. Yo siempre digo a mis alumnas que, para empezar a tener resultados hay que perder un montón y a partir de ahí trabajar con humildad, reconociendo errores y trabajando en ellos. Con el ego no se llega a ningún lado. 


Yo poseo tres armas con las que luchar por el objetivo de visibilizar y normalizar la diversidad: naturalidad, paciencia y reeducación social. Con estas tres herramientas se llega muy lejos. 

 

Fuiste Miss Trans España 2022 y Primera Dama en el Queen Trans World, dos certámenes que no son sólo de belleza sino de visibilización ¿Cómo te sientes habiendo llegado a lo más alto?


Son certámenes de visibilidad pura y dura y una oportunidad que me ha abierto otros abanicos artísticos. Yo poseo tres armas con las que luchar por el objetivo de visibilizar y normalizar la diversidad: naturalidad, paciencia y reeducación social. Con estas tres herramientas se llega muy lejos. Porque si alguien no nos entiende hay que explicarle las cosas de forma natural para que empatice y conozca nuestras reivindicaciones y, sobre todo, que vean que somos personas normales, como los demás, con nuestras circunstancias personales, nuestros problemas, nuestros trabajos, nuestras familias, etcétera. Hay que luchar por la igualdad y la visibilidad del colectivo LGTBI en todos los ámbitos: laboral, cultural, social, educativo, etc. 

 

Vecina de Valdeaveruelo, representó a España en el xxxxxx, donde quedó en segunda posición.
Miss Trans España 2022, representó a nuestro país en el Certamen Queen Trans World, donde quedó en segunda posición.

 

¿Qué les dirías a todos esos chicos y chicas que están pasando ahora por lo que tú pasaste y se encuentran sin herramientas o perdidos para hacer frente a determinadas situaciones muy complicadas? 


Estamos en otro momento respecto a mi proceso, pero primero que nada hay que vencer la barrera mental. Hay que estar bien con uno mismo o una misma. Es esencial romper esa barrera de pensamientos negativos que nos provocan ansiedad y depresión. Porque al final los problemas nos los generamos nosotros mismos con nuestra mente, que nos juega malas pasadas. Una vez superado esto tenemos que exteriorizarlo con amigos, familias, un psicólogo o un médico, porque no pasa nada. A partir de ahí, lo más importante es confiar en uno mismo. Porque al final te das cuenta de que, seas como seas, la vida sigue siendo bonita. Incluso a veces te regala muchísimas más cosas de las que pensabas que podrías realizar. 

 


No entiendo por qué quieren volver atrás. Quieren a la mujer en casa cuidando de los niños, a los gays encerrados dentro de un armario y ya no quiero ni hablar de las chicas trans, que ni siquiera podríamos existir. Transmitir odio y desinformación hace muchísimo daño.

 

 

¿Qué te parece el resurgimiento, en pleno siglo XXI, de todas estas corrientes de ultraderecha que contagian a los jóvenes el odio al diferente y a todo lo que signifique diversidad sexual?


Me parece una mentalidad retrógrada que no corresponde con el siglo en el que vivimos y los avances que se están produciendo en todos los sentidos. No entiendo por qué quieren volver atrás y no sólo con nuestro sector. Quieren a la mujer en la cocina y en casa cuidando de los niños, a los gays encerrados viviendo dentro de un armario y ya no quiero ni hablar de las chicas trans, que ni siquiera podríamos existir. No entiendo por qué ese retroceso. Comprendo que no estén de acuerdo con ciertas leyes o normativas de las que habría mucho que hablar, pero el no rotundo o transmitir odio y desinformación hacen muchísimo daño. 


Por ello quizás hoy en día tenga más valor que nunca la lucha por la igualdad y la visibilidad como la tuya


No soy una persona que te encuentres en todas las manifestaciones a rabiar. Está muy bien que existan pero yo no pertenezco a esa línea. Soy más tranquila. Se puede visibilizar y hacer la lucha reeducando. Con las redes sociales, visualizando tus cambios, tu vida, reeducando a la familia, a los amigos, a los vecinos, a los alumnos. Y eso es un arma fundamental. Por otra parte, el colectivo debería tener un poco más de paciencia, sobre todo las chicas trans, cuando alguien se acerca a preguntarles algo y las llaman en masculino. Deberían pensar que esta persona no me lo está diciendo de mala manera sino desde la ignorancia. Entonces hay que trabajar con esta persona para que entienda que ya no soy un chico, sino una chica trans. A mí a veces me pasa. En los Premios Europa, un periodista francés al que le expliqué que fui Miss Trans me dijo "¡Ah, entonces eres un hombre!" Pero no hubo maldad en ese comentario. le expliqué que soy una chica trans. Hay que saber interpretar porque si no estás en una lucha continua.


Por último, una mujer como tú, que vivió la vorágine y el anonimato que ofrece Madrid, decide trasladarse a una pequeña localidad cono Valdeaveruelo ¿Por qué decides cambiar de aires? ¿No te daba miedo el qué dirán? ¿Cómo te sientes allí? 

 

Yo vivía en en centro de Madrid y tenía mi casa del pueblo allí. Siempre iba los fines de semana y era mi casa de relax. En 2020, cuando nos dicen que nos van a encerrar por el Covid decido trasladarme a Valdeaveruelo, que se convirtió en mi vía de escape de aquel encierro. Y allí estuve, hasta hoy. La gente me vio llegar como Sebas no como Enith. Empecé a hacer la transición allí. No sabía cómo se iban a tomar todo aquello, pero la gente fue muy partícipe, todo el mundo me acogió fenomenal. Con el Certamen de Miss Trans España se volcaron todos conmigo, estaban muy felices y lo vivieron intensamente. Y así empezó mi bonita historia con Valdeaveruelo.

 

xxxxxxx

 

El Decano de Guadalajara te agradece la lectura de este artículo. Para seguir creciendo ¡COMPARTE en tus redes sociales!

 

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions