La fragilidad de la identidad

Publicado por: Nacho Redondo
15/12/2022 07:00 AM
Reprods.: 145

El término cultura tiene su origen en el significado de cultivar.  De ahí términos como agricultura, piscicultura o vinicultura significan cultivo del campo, cultivo de peces o cultivo de la vid. Cultus significa “campo cultivado” y de ahí derivó el término de “cuidado” y también el de “culto”. Para los griegos el hombre inculto es como un campo sin cultivar y el culto es aquel que cultiva su espíritu, extendiendo el término de cultura al individuo y el aporte de este a la naturaleza a través de su propio espíritu o de objetos como utensilios, herramientas o procesos, de donde surge la idea de bienes culturales.

 

La paidea, término griego que significa educación de los niños y que abarca todo un proceso de educación y formación, se forjó sobre el papel que desempeña el individuo en la sociedad y bajo la influencia de Platón y Aristóteles, tanto la enseñanza como la educación, tienen como fin el conocimiento de la verdad. 

 

Durante la Ilustración Kant definió la cultura como la producción de un ser racional de escoger sus propios fines por encima de los que puede proporcionar la propia naturaleza dando significado al crecimiento personal a través de actividades como la lectura, la música o lo artístico.

 

El término cultura ha evolucionado a lo largo de la historia pasando del cultivo del espíritu de una forma individual, por una aportación a lo social a través de los denominados bienes culturales y de otra parte denominada tradición donde los aprendizajes se transmiten a lo largo de la historia a través de las generaciones.

 

Entre cultura, individuos y personalidades nos encontramos en muchas ocasiones con dudas e inseguridades sobre quiénes somos realmente y qué estamos haciendo. Son esas preguntas que nos abordan y nos hacen dudar de nuestra propia identidad, haciendo reflejo en nuestra forma de existir.

 

Cuando hemos vivido muchas experiencias producto de la edad nos encontramos con una especie de añoranza sobre lo no vivido y empezamos a proponer nuevas cosas. Es buscar nuevos aprendizajes y una forma de seguir construyendo nuestra propia identidad. Son momentos de cambio que nos provocan una mirada hacia nosotros mismos y que al no conocerlos no sabemos reaccionar con soltura, pero que son necesarios para seguir construyendo el propio yo.

 

Me sorprende como en algunos lugares que visitamos están las pareces repletas de diplomas de los profesionales que vamos a visitar con infinidad de títulos y reconocimientos como una forma de reforzar un yo que quizás no haga tanta falta, porque en caso contrario a lo mejor no estaríamos allí. Es un comportamiento que a veces roza lo obsesivo al tener que buscar el espaldarazo desde un papel enmarcado en vez del reconocimiento de las personas de alrededor.

 

Todos somos muy parecidos, tanto es así que las células de todos van acumulando errores en el material genético a medida que avanza en la vida. Los telómeros, secuencias del ADN que deben proteger y estabilizar los cromosomas, se van recortando en función del entorno en que se encuentren las células, relacionándose con el envejecimiento y las enfermedades, siendo esto para todos igual. La diferencia es que para unos son más cortos y generan la degeneración de forma más rápida. Pero, al fin y al cabo, para todos va pasando de forma parecida.

 

Por descontado que la identidad se acaba con la muerte, pero a veces también se acaba en vida por algunas enfermedades en las que dejamos de reconocer y reconocernos. Es como dejar de existir existiendo. Por eso, en ocasiones, la búsqueda de una identidad que no nos corresponde choca frontalmente con una forma de plantearnos cada uno de nuestros momentos, desperdiciando la oportunidad que nos da nuestra propia existencia de probar nuevas cosas y seguir experimentando.

 

Enfádate, discute, frústrate y llora, pero después empieza de nuevo, no ancles en ti emociones convirtiéndolas en un estado emocional de continuo. No dejes que tus días se conviertan en un nido de cabreo. Aprende de la fragilidad de tu identidad para seguir construyendo y escucha con tus ojos para seguir aprendiendo.

 

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Powered by WebTV Solutions