"Juana I de Castilla sabía que tenía fama de loca y asumió ese papel para conseguir su libertad"

Publicado por: Carmen Ibáñez
07/07/2024 09:00 AM
Reprods.: 228

La historiadora y escritora María Lara nos habla de su nueva novela 'Juana I, la Reina Cuerda'


«Con todo derecho puedo ser Juana I de España o Juana la Sabia (porque su conocimiento rebasaba en mucho a los monarcas de su tiempo), pero se quedó en Juana la Loca, tal vez para no reconocer que una mujer podía saber más que un hombre, que los estudios abren  la puerta del conocimiento, y que una dama no necesita consorte para ser reina, cuando el título le pertenece»


"A la soberana mejor preparada del Renacimiento su padre, su marido y su hijo no le dejaron ejercer su poder. Sin embargo, todos la necesitaban como sombra. Se llamaba Juana y no estaba loca". Con esta premisa se presenta la nueva novela de la historiadora y escritora María Lara 'Juana I, la Reina Cuerda'. Un libro que responde a los mayores interrogantes que han girado en torno a la figura de Juana I de Castilla: ¿Estaba realmente loca como indica su apodo?, ¿Por qué trasladó en cuerpo de su marido, Felipe 'El Hermoso', desde la Cartuja de Miraflores por diversas localidades de la antigua Castilla?.


Como suele pasar, no todo siempre es lo que parece y María Lara nos lo cuenta en su novela, donde aprenderemos más sobre la triste y desdichada historia de una mujer a la que apartaron en su derecho a gobernar.


- ¿Cuál es el objetivo de escribir este libro? ¿Por qué el interés por Juana I de Castilla?


Llevaba una década investigando a Juana I de Castilla y se da el caso que en 2021 cuando se conmemoraba el 500º aniversario de las Comunidades de Castilla desde las Cortes de Castilla- La Mancha, mi hermana Laura y yo titulamos al ciclo de conferencias que estuvimos impartiendo "Juana es nuestra reina. Castilla y las Comunidades (1521-2021)", porque los comuneros fueron a entrevistarse con ella pero finalmente decidió no firmar ningún pliego apoyándolos para no desacreditar a su hijo Carlos V. 

 

Es en estas reuniones cuando se marca y revela la verdadera personalidad y signo de la vida de Juana: Era la persona más agraciada de su reino, hija de los Reyes Católicos con una educación exquisita que se convirtió en la más desdichada de las criaturas, precisamente porque nunca hizo daño a nadie ni en legítima defensa. No plantó cara ni a su familia que le estaban haciendo daño. No quiso autorizar a los comuneros para plantar cara a su hijo, ella seguía como una madre abnegada y apoyando a su hijo, continúa con su papel de loca para tener su propia libertad. 


- ¿Cómo ha sido el proceso de documentación para este libro?

 

Cuando asumí el encargo de la editorial yo no conocía el alcance de los documentos y archivos que me iba a encontrar, porque al principio el enfoque principal era justificar la depresión de Juana por haber tenido unas circunstancias tan hostiles a pesar de ser la reina. Pero a medida que iba investigando más en las bibliotecas y archivos me encontraba con perfiles desconocidos con su propia firma, con cartas que le mandaban sus amigas, su vida cotidiana y el desenamoramiento que ella siente con Felipe 'El Hermoso' antes de que muera y de sus pensamientos en el confinamiento ,como el no querer volver a casarse más.


Fue ahí cuando decidí cambiar el argumento del libro y poner este título 'Juana I, la Reina Cuerda', el libro no nace con la idea de dar una interpretación sociológica ni politológica al duro entramado de la vida de Juana, esto nace como una búsqueda en los archivos de la vida de Juana y he tenido que ser la primera en cambiar mi percepción sobre ella al transcribir estos documentos de que en ningún momento estaba loca. Era la persona más formada de su familia, la más buena y más bondadosa y que precisamente por no repercutir en ese daño que le hacían sus familiares, decidió aceptar ese papel de loca. 


- Hay una pregunta que se hace en la sinopsis del libro, ¿Por qué se torcieron las cosas en la existencia de Juana? ¿Por qué una mujer que estaba tan bien preparada la apartaron del trono?


Son varios factores: En primer lugar, cuando nace es la tercera hija de los cinco hijos de los Reyes Católicos, en principio no iba a heredar ningún reino y tuvo una excelente educación al igual que el resto de sus hermanos, la diferencia es que ella se interesa por absolutamente todo. 


Esto de ser la más inteligente de la Corte era una espada de doble filo porque cuando ella se casa con Felipe 'El Hermoso' se convierte en la sombra que necesitan tanto sus padres, como su marido. Juana tuvo la mala suerte de tener a su alrededor gente muy ambiciosa, por un lado, su padre Fernando el Católico del que se dice que se inspira Maquiavelo cuando escribe 'El Príncipe' y  luego le toca un marido ambicioso que no quiere ser rey consorte si no rey titular.


"Pensemos en lo que supone para Juana mirarse a un espejo con 29 años cuando entra en Tordesillas y volver a mirarse con 75 años                        cuando muere"

Después, cuando nace su hijo, los Reyes Católicos quieren mandar sobre sus nietos, por lo que a Juana se le presenta otro grave problema: La conciliación de la vida laboral con la familiar, porque ella quiere ser reina porque le ha tocado pero por otro lado, quiere ser madre y estar con su marido, el cual sabe que tiene esa propensión a la infidelidad. 


Esto lo vemos muy claro en películas que se han hecho sobre la vida de Juana, como es el caso de la dirigida por Vicente Aranda, donde en el argumento son los celos de Juana, pero no olvidemos que estos celos responden a un marido siendo infiel con casi todas las mujeres de la corte, con mujeres de la corte, lamentablemente se ha visto cómo el pecado de la mujer, la virtud del marido. Ella solo aspiraba a que su marido le fuera leal.


- ¿Cómo fue esa famosa ruta fúnebre con el cuerpo de Felipe 'El Hermoso'? Porque de este viaje se hablan de muchas anécdotas curiosas, como la famosa historia de que Juana no quiso pasar la noche en un monasterio regentado por monjas por celos a que viesen a su marido


Cuando muere Felipe 'El Hermoso' y le entierran en la Cartuja de Miraflores, llega a los oídos de Juana que su padre Fernando el Católico ya le ha buscado un marido, Enrique VII de Inglaterra, suegro de su hermana Catalina de Aragón.  
Pese a que Catalina y Juana tenían buena relación, se llega a convertir un poco en cómplice de Fernando el Católico, porque si su hermana se casaba con su suegro eso conllevaría a traer una dote y que ella no estuviese tan sola.

Ella sabe que en ese momento ya tenía la fama de loca y asume ese papel para conseguir su libertad, porque no quiere volver a casarse, en aquel momento una mujer podía ser perfecta casada o la dama boba, eran los estereotipos del momento. Ella quería ser una mujer libre y estar pendiente de su reino y sus hijos, tamibén miraba por su pueblo pero las personas que le van usurpando el poder no le dejan hacer nada.


Cuando ella decide desenterrar el cadáver de Felipe 'el Hermoso', es porque ella sabe que en la legislación castellana a una reina no se la puede casar mientras esté insepulto el cadáver de su esposo, entonces ella se acuerda que Felipe siempre manifestó en público y en privado su interés de ser enterrado en la Capilla Real de Granada.


 
"Ella sabía que todos conspiraban contra ella, por eso nunca revela cuál ha sido el objetivo de este viaje con el cuerpo de Felipe"






Foto: Portada del libro 'Juana I, la reina cuerda'



Esto le supone un gancho para agarrarse, porque mientras estuviese el cadáver insepulto ella no tendría que casarse con Enrique VII de Inglaterra. Es por ello que se crea esta ruta fúnebre donde ella está dando vueltas por pueblos que a día de hoy son de Castilla y León, pero en esta ruta fúnebre nunca baja hacia Andalucía. 


Es entonces cuando Pedro Mártir de Anglería, sacerdote y cortesano al servicio de los Reyes Católicos, escribe todas esas patrañas y fabulaciones que no eran reales que conocemos de la ruta fúnebre, como es el caso de que no entró en un monasterio custodiado por monjas por celos. En esa época era normal que Juana no quisiera entrar en un convento regentado por monjas, porque ¿Cuándo se ha visto a un regimiento de soldados pasar la noche en un convento?. 
Otra de las mentiras es que como le gustaba la noche por eso se caminaba durante este viaje a la luz de la luna, teniendo en cuenta que esta ruta se hizo en julio y agosto habría que ver quién va en esos meses caminando de día.

Ella sabía que todos conspiraban contra ella, por eso nunca revela cuál ha sido el objetivo de este viaje con el cuerpo de Felipe.

 

-  A Juana I de Castilla se le ha diagnosticado esquizofrenia como uno de los motivos por los que la encerraron en Tordesillas

Yo estoy convencida de que ella en el confinamiento lo que pudo desarrollar como toda persona es una depresión, pero en ningún momento la esquizofrenia que suele decirse. Se solía decir que tenía manías, fobias y comportamientos delirantes, pero hay que ponerse en la mentalidad del momento, lo mismo si hubiésemos conocido a Isabel la Católica también nos podría haber parecido un poco prepotente o presumida y no es porque lo fuese, es que estaba orgullosa de ser la reina y vestía el puesto con sus mejores ropas.

Juana no reveló ningún trastorno esquizofrénico o bipolar, es que su vida era de grandeza y ruina, era una reina confinada en las peores condiciones. En su propio tiempo habría prisioneros que estarían mejor tratados que ella, ya que no podía elegir sus horarios ni su comida, estaba rodeada de criados y criadas que la maltrataban física y verbalmente. 

 

Vivía en un mundo sin reloj, pensemos en lo que supone mirarse a un espejo con 29 años cuando entra en Tordesillas y volver a mirarse con 75 años cuando muere. En su reinado se dió la primera vuelta al mundo; la llegada de Hernán Cortés al Imperio Azteca; que se haya producido la revolución científica, construcción de nuevas ciudades... Y tú eres una reina encerrada sin vivir todo eso.

"Al final Juana tuvo que enfrentarse a tres hombres consecutivamente     para poder reinar: Su padre, su marido y su hijo"


- En el prólogo de la obra, escrito por Laura Lara  «con todo derecho puedo ser Juana I de España o Juana la Sabia (porque su conocimiento rebasaba en mucho a los monarcas de su tiempo), pero se quedó en Juana la Loca, tal vez para no reconocer que una mujer podía saber más que un hombre, que los estudios abren  la puerta del conocimiento, y que una dama no necesita consorte para ser reina, cuando el título le pertenece» ¿Al final todo se reduce a que Juana I de Castilla era mujer?

 

Todas las piezas que hay a su alrededor simulan un tablero de ajedrez: Van girando en torno a la reina y su objetivo es hacer el jaque mate. Yo veo en esa triste dama acorralada por el resto de piezas a la pobre Juana. 

 

Al final Juana tuvo que enfrentarse a tres hombres consecutivamente para poder reinar: Su padre, su marido y su hijo.


El Decano de Guadalajara te agradece la lectura de este artículo. Para seguir creciendo ¡COMPARTE en tus redes sociales!

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Powered by WebTV Solutions