La nueva residencia de Los Olmos supondrá una inversión de 15 millones para recuperar el Hospital Ortiz de Zárate y levantar un edificio de nueva planta con una "dimensión social"

Publicado por: Marta Perruca
19/01/2023 04:00 PM
Reprods.: 93

El proyecto pretende convertir la residencia en el modelo asistencial de Castilla-La Mancha y en referente a nivel nacional y europeo


La nueva residencia de mayores de “Los Olmos” quiere convertirse en el modelo del sistema asistencial y del cuidado de Castilla-La Mancha y en un referente a nivel nacional y europeo, según la consejera de Bienestar Social, Barbara García Torijano. El nuevo complejo, cuyo proyecto se ha presentado esta mañana, sustituirá al viejo edificio de la calle Sigüenza, que se ha quedado obsoleto, y supondrá la recuperación de un monumento histórico protegido del casco de Guadalajara: el Hospital Ortiz de Zárate, así como la construcción de un edificio de nueva planta.

 


La residencia Los Olmos contará con más de 12.600 metros cuadrados y una inversión de alrededor de 15 millones de euros, procedentes de fondos europeos, para dotar esta infraestructura con 120 plazas residenciales, 78 plazas en habitaciones individuales y 42 plazas en habitaciones dobles distribuidas en 13 unidades residenciales, además de los servicios complementarios como gimnasio o sala de rehabilitación.

 

El actual edificio residencial, que ha llegado a tener 173 plazas, pero sólo en torno a 80 están operativas, no se abandonará, sino que, tal y como adelantó el alcalde, Alberto Rojo, “seguirá teniendo actividad de día para personas mayores”. Un espacio que, según dijo, “ya es también emblemático para la ciudad de Guadalajara y donde, por ciento, se vacunó a Araceli, la primera vacuna contra el Covid-19 que se puso en España”.

 


El acto de presentación de este ambicioso proyecto ha tenido lugar esta mañana, en la Delegación Provincial de Bienestar Social, y ha contado con la presencia del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page y la consejera de Bienestar Social, Barbara García Torijano, así como del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, y el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, junto con otras autoridades municipales y regionales, el personal del centro y algunos usuarios.

 

Castilla-La Mancha se pone a la cabeza de la gestión de la Dependencia, con el segunda posición


El presidente regional aprovechaba su intervención para destacar los datos de la gestión en materia de Dependencia que sitúan a Castilla-La Mancha como la segunda comunidad española que mejor ha gestionado el sistema: “Cuando tomamos posesión teníamos un 44% de lista de espera y dentro de poco se va ha hacer público que estamos en torno al 3,7%”. En estos momentos, según datos de Bienestar Social, hay en Castilla-La Mancha 85.666 prestaciones y 67.338 beneficiarios. También para criticar la percepción política de que la ampliación de la esperanza de vida es un problema, porque representa un gasto: “Se vive más porque se vive mejor y la inversión en nuestros mayores es consecuencia del éxito colectivo”, ha apuntado García Page.

 

A este respecto, ha hecho alusión a la situación de las pensiones, recordando que existe una ley, cuya naturaleza fue cerrada en los Pactos de la Moncloa, que garantiza, a su vez, la “revalorización de las pensiones en consonancia con el incremento del coste de la vida”. “Las leyes hay que cumplirlas, la ley del agua hay que cumplirla también”, ha dicho en este mismo sentido el presidente autonómico, que ha lamentado que el río Tajo sea el único de Europa “que no tenga un caudal legal mínimo ecológico para que se llame río en vez de atarjea”.

 

El primer hospital civil de Guadalajara, que acogió a Tirso de Molina cuando era covento

Por su parte, el presidente de las Cortes puso sobre la mesa el valor histórico de este proyecto, que va a recuperar, el primer hospital “exclusivamente civil” de la provincia de Guadalajara, el Hospital de la Merced, “que después se llamó Ortiz de Zárate” durante la dictadura franquista”. Antes de ello, ha explicado, fue el Convento de la Merced, donde “estuvo de novicio Tirso de Molina, que venía de Alcalá de Henares de conocer a Lope de Vega” y que junto a él transformó el teatro español en el Siglo de Oro. Tirso de Molina, recordó, creó “probablemente la figura más emblemática del teatro español, que es el Don Juan”.

 


Finalmente, Bellido puso en valor la red asistencial y de cuidado que existe en Castilla-La Mancha, “una región que no es la más rica, aunque tampoco la más pobre, pero sí la más solidaria. En los últimos años Castilla-La Mancha ha sido la región de todas las de España que más ha incrementado el gasto social: en Sanidad, Educación y Servicios Sociales”, afirmó.

Un referente europeo con unidades convivenciales

La consejera de Bienestar Social hizo hincapié en que se trata de un proyecto que “mira al futuro” y que va a ser “un referente europeo, en el que vamos a poder elevar a una plataforma superior el cuidado y la atención” y un ejemplo “del empeño que ponemos en Castilla-La Mancha para cuidar de nuestros mayores”.

 

García Torijano, que agradeció la labor diaria del personal de la residencia de “Los Olmos” y de los técnicos de la Delegación Provincial, destacó que se trata de un proyecto con el que no sólo se recupera un edificio histórico en el casco, con lo que “vamos a hacer más bonita, si cabe, la ciudad”, sino que va a hacer que “los mayores se sientan en su casa con un modelo de unidades convivenciales, donde las personas que tengais mayor autonomía podáis vivir como si estuvierais en una vivienda de mayores, pero dentro de un núcleo residencial con todas las atenciones y cuidados que os merecéis”.

 

En este sentido,el responsable del proyecto, Francisco Sánchez de León, de la empresa adjudicataria, Arquitectos e Ingenieros Asociados, responsable de otros proyectos de Guadalajara, como la propia Delegación de Bienestar Social, donde tenía lugar el acto, el edificio de Nuevas Empresas o la rehabilitación del Puente Árabe, destacó el esfuerzo de la Junta para recuperar un edificio con “una situación muy degradada”, lo que reconoció que incrementa el coste, pero tiene “el valor añadido de la recuperación de un monumento histórico”. Asimismo, más allá de la dimensión puramente arquitectónica del proyecto, valoró la dimensión social, con unidades residenciales, “que tratan de humanizar la convivencia” de tal manera que cada una de ellas, con una capacidad de entre ocho y diez habitaciones, tiene una sala de estar, una cocina, y comedor “donde pueden hacer su vida con su grupo de amigos, aunque luego se relacionen con el resto de residentes en los espacios comunes”, diseñadas con el objetivo de que los usuarios se encuentren “en una escala muy amable, como en su casa”.

 

Finalmente, el alcalde de Guadalajara, ha destacado que esta nueva residencia de mayores se encontrará “a pocos metros del nuevo campus universitario” y del parque del Coquín, donde se están acometiendo obras de rehabilitación y “estamos adjudicando además la obra de reacondicionamiento de las calles aledañas”. También se encuentra próxima “lugares muy queridos que están acometiendo una transformación muy importante como el zoo” y el barranco del Alamín “con un auditorio que ya está en marcha y con mejores conexiones entre este barrio y el propio barranco a través de una pasarela a los pies del alcázar, donde también se ha realizado una importante inversión por parte del Gobierno de España”.

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions