La XVI Marcha de las Flores vuelve a reivindicar el libre acceso por los caminos públicos y la conservación de la iglesia románica de Villaescusa de Palositos

Publicado por: Marta Perruca
11/05/2023 10:00 AM
Reprods.: 727
Reportaje fotográfico: Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos
Reportaje fotográfico: Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos

La Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos ha convocado la XVI Marcha de las Flores, que tendrá lugar este sábado, 13 de mayo, a partir de las 11.30 horas y cubrirá una distancia de unos 2,5 kilómetros entre el paraje conocido como las Casas de San Román y Villaescusa de Palositos para visitar su iglesia y el cementerio y terminar la jornada con una caldereta popular en las Casas de San Román

 


El objetivo de la Marcha de las Flores, que congrega cada año a unas 200 personas entre antiguos vecinos, descendientes y amigos de Villaescusa de Palositos, pedanía de Peralveche, y peregrinos del Camino de Santiago, no es otro que reclamar la titularidad pública de los caminos que discurren por el antiguo término municipal, entre los que se encuentra la ruta jacobea del Camino de la Lana, así como la conservación de su iglesia románica de la Asunción (S.XII-XIII), el último vestigio, junto al cementerio, que sigue dando testimonio de la existencia de esta localidad alcarreña, hoy vallada como finca privada bajo la titularidad parcial de la empresa Villaescusa S.A. La marcha está respaldada además por el Ayuntamiento de Peralveche y de otros municipios del entorno, así como varias asociaciones del Amigos del Camino de Santiago y de defensa del Románico.

 

 

Villaescusa de Palositos se ha convertido en todo un emblema de las crueles secuelas de los procesos de despoblación que desde los años 60 vienen asolando a la Guadalajara rural, por el empeño que los integrantes de esta asociación vienen sosteniendo desde los albores del nuevo milenio por mantener viva la memoria del pueblo que les vio nacer o en el que se criaron sus padres y hacer frente a las injusticias perpetradas por el titular de la empresa que ha cerrado el acceso a esta localidad, pese a que los caminos y vías pecuarias que las transitan, tal y como señalan desde la Asociación, son de titularidad pública y que algunos vecinos seguían manteniendo su casa en propiedad y pagando los correspondientes impuestos, hasta su demolición. “Muchas de las viviendas eran suyas, pero otras no, y por otro lado estaba el Ayuntamiento, la Escuela o las calles que son públicos y de eso no se ha vendido nada”, añade José Antonio Ramos, secretario de la Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos.

 


La historia es de sobra conocida. La falta de comunicaciones por carretera y de servicios básicos como la luz eléctrica fue promoviendo que los vecinos se fueran marchando paulatinamente entre mediados de la década de los 60 y principios de los 70. “Villaescusa se quedó en medio de la nada. En su momento hubo proyectos para hacer una carretera desde Escamilla, que nunca se hizo. No había comunicaciones, ni electricidad, ni médico, que estaba en Salmerón. Nada de lo que en otros pueblos ya empezaba a haber”. Marcos Guijarro, presidente de la Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos, nacía en este pequeño pueblo y en el año 1963, con 11 años “mis padres me llevaron a estudiar a Guadalajara”. Muchos de los vecinos siguieron esa senda y vendieron sus tierras, dejando el pueblo atrás, en busca de una vida mejor,. “El año que no mandaron maestro fue ya lo último”, afirma. Esas tierras, recuerda García Ramos, terminaron en manos de una empresa, que luego las vendió a otra, hasta la actualidad.

 


“De lo que había, el propietario acabó prácticamente con todo. Lo único que queda es la iglesia y el cementerio, que hace unos cuatro o cinco años, el Ayuntamiento de Peralveche lo rehabilitó y levantó las paredes y nosotros nos ofrecimos a poner la puerta”, añade Marcos Guijarro.

 



La Marcha de las Flores se ganó su nombre en la primera edición de esta iniciativa, un 29 de abril de 2006, cuando la Guardia Civil, avisada por el propietario, detenía a la comitiva a las puertas de Villaescusa, en la que se encontraban algunos antiguos vecinos que acudieron a la cita con ramos de flores para depositarlos en las tumbas de sus familiares. Finalmente, y por intercesión de los agentes, el propietario parcial de Villaescusa, permitía el acceso con supervisión de la Guardia Civil durante una hora.

 


La Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos cuenta hoy con 60 socios. Entre los participantes más longevos se encuentra Acisclo Rebollo, que a pesar de sus 100 años “tiene una lucidez envidiable y no ha faltado a ninguna de las marchas”, comenta José Antonio García Ramos. “El año pasado le hicimos socio de honor y este año, hablé con la hija y me dijo que le volvería a traer”, comenta Marcos Guijarro. Uno de los objetivos más importantes de la Asociación, según su secretario, es reivindicar la memoria de Villaescusa de Palositos "porque cada vez son menos los vecinos del pueblo que siguen vivos. Con esta finalidad, recopilamos fotografías y documentación y editamos un libro y un CD”.

 


A raíz de esa primera marcha y de la tenacidad de los miembros de la Asociación, se lograba que la Junta de Comunidades, a través de la Delegación de Agricultura, abriera diligencias para reclamar la apertura del único camino de su titularidad sobre el que tenía competencias, cuya causa terminó resolviéndose en los juzgados a favor de la Administración regional. Una sentencia que no terminó de persuadir al propietario, que tenía que hacer frente a varias sanciones por su empecinamiento en mantener cerrado el camino.

 


De hecho, indica García Ramos, el Servicio de Política Forestal y Espacios Naturales de Guadalajara presentaba en mayo de 2019 un informe para requerir la apertura de 24 caminos públicos que discurren por el coto Gu-10.776 de Villaescusa de Palositos al que ha tenido acceso El Decano de Guadalajara, en el que se especifica que “al estar abiertos dos de los caminos principales de entrada durante la inspección no se levantó acta de denuncia. No obstante, parece probable que el motivo de apertura de caminos es la saca de madera” y concedía “un plazo de dos meses” al titular del coto “para que proceda a la apertura definitiva de los caminos públicos”, así como la apertura de una puerta en uno de los puntos, donde no existe acceso.

 

 

En negociaciones para que la iglesia románica pase a ser titularidad del Ayuntamiento de Peralveche

También se conseguía que la Iglesia de “La Asunción” fuera declarada Bien de Interés Cultural, una figura de protección que, entre otras cosas, obliga a garantizar el acceso para su investigación, inspección o visita del público. No obstante, indica el secretario, desde entonces no se ha realizado ninguna intervención para consolidar los restos de este templo, que amenaza ruina, a pesar de que se incluyó en un ambicioso Plan del Románico, que hizo aguas con la llegada de la crisis financiera. Si bien es cierto, explica, se han llevado a cabo diversas conversaciones con el Obispado para que ceda la titularidad al Ayuntamiento de Peralveche con el objetivo de poder optar a subvenciones que permitan abordar alguna actuación en este sentido: “La única forma de pedir subvenciones para intentar recuperarla o rehabilitarla es siendo propietario, con lo que si el Ayuntamiento no tiene la titularidad no puede acceder a las ayudas”. La cesión estaría pendiente de llevar a cabo los trámites necesarios para registrar el inmueble “porque la iglesia no está inmatriculada y no figura en el Catastro y son trámites complicados que llevan unos plazos. Están intentando ponerla a nombre del Obispado para después venderla al Ayuntamiento”, aclara Guijarro.

 


García Ramos lamenta además la reciente vandalización de los carteles de señalización de la iglesia románica que instalaba el Ayuntamiento de Perlaveche en cuatro puntos estratégicos, que precisamente aparecieron con pintadas cubriendo la información y que el Consistorio ha retirado para su limpieza. Además indica que el propietario talaba una chopera que se encontraba a la entrada del municipio en el año 2019: “La cortó entera y no era suya, porque se encontraba en el cauce del río”, comenta.“Hemos hablado con el alcalde de Peralveche para limpiar aquello y replantarlo, pero tenemos que encontrar el momento para ponernos manos a la obra”, indica Guijarro.

 

Villaescusa de Palositos se agarra un parque fotovoltaico para impulsar el arreglo y apertura de sus caminos

La Asociación también tiene puesta su esperanza en un megaproyecto fotovoltaico que comprende tres plantas Dione Solar, Mimas Solar y Titán Solar, con 150 Mwp de potencia instalada en total, en terrenos que eran del término municipal de Villaescusa de Palositos, hasta su anexión a Peralveche el 11 de marzo de 1977. En este sentido, la Asociación presentaba en su momento alegaciones al proyecto, “que parece que a la vuelta del verano se va a poner en marcha la instalación”, para lo que se prevé la utilización de los caminos ya existentes para garantizar el acceso: “Nosotros propusimos que adecentaran el camino oficial que va de Peralveche a Villaescusa y desde allí, se tomase la Ruta de la Lana, hacia Viana, en lugar de hacerlo por el camino por donde el propietario parcial de Villaescusa intenta desviar a los peregrinos”, explica el presidente.

 

La Ruta de la Lana del Camino de Santiago atraviesa este parque fotovoltaico, lo cual viene contemplado también en el proyecto de este parque con algunas actuaciones. "En el  proyecto le daban una anchura de 15 metros desde el eje a cada lado libres e incluía como dos metros de arbustos a cada lado con fines estéticos. Nosotros pedimos que fueran 25 metros a cada lado y que la pantalla vegetal, en lugar de dos metros, fuera de diez, otra cosa es que acepten esas alegaciones”, comenta.

 

Asimismo, aspiran a que la instalación de la empresa en el término municipal contribuya a sufragar la conservación de su iglesia románica: “La intención es poder llegar a algún tipo de acuerdo con Solaria, la empresa que se encuentra detrás del parque fotovoltaico, porque ellos tienen también sus líneas de ayudas y de responsabilidad social”.

 


Es cierto que las aguas están más calmadas ahora y, de hecho, según apunta García Ramos, las últimas marchas se han desarrollado sin ningún incidente, aunque eso no quiere decir que el problema esté resuelto: “Hay peregrinos que a veces pasan por allí y nos informan de que el camino está cerrado y gente que, sin embargo, no ha tenido el mayor problema”. indica. En este sentido reclaman que se respeten las leyes y se garantice el libre acceso por los caminos, porque hoy por hoy, aunque nadie plantee problemas cuando se salva una puerta, el hecho de encontrarla cerrada, actúa como un elemento disuasorio para peregrinos y visitantes, que en muchas ocasiones no se atreven a entrar. “Algunas veces me he encontrado la puerta cerrada y la cadena por encima, pero el candado sin echar; otras veces estaba el candado cerrado y la llave colgada en un chaparro cercano (…) entiendo que este tipo de cosas al final no invitan a las visitas”, añade Guijarro.

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions