Un nuevo sistema de reservas regula el aparcamiento en las principales zonas de baño del Cañón del Tajo

Publicado por: Marta Perruca
20/07/2023 01:11 PM
Reprods.: 2.219
Uno de los puntos incluidos en el sistema de reservas es el Puente San Pedro.
Uno de los puntos incluidos en el sistema de reservas es el Puente San Pedro.

El sistema de reservas afecta al Cañón del Tajo, entre el Puente San Pedro y el Salto de Poveda; tiene un coste de 2 euros entre semana y 5 euros los fines de semana y festivos; y estará vigente en los meses de julio y agosto

 

El incremento en la afluencia de visitantes en el Parque Natural del Alto Tajo puso en evidencia la presión que sufrían algunas de las zonas de baño más populares del Cañón del Tajo, en los entornos de Zaorejas, Poveda de la Sierra y Peñalén, con una mayor presencia de vehículos y el abandono indiscriminado de residuos, que ponían en peligro una zonas de alto valor ecológico.

 

Con este telón de fondo, algunos pueblos de la Mancomunidad del Alto Tajo y la plataforma Rumbo Rural, con el apoyo del Parque Natural del alto Tajo se han decidido a dar el paso para regularizar el aparcamiento de vehículos, impulsando un sistema de reservas para los meses de julio y agosto y contratando personal que, además abordar la gestión de los aparcamientos, ejercen una labor de vigilancia en el uso de estos espacios, que en los últimos años empezaban a mostrar claros signos de degradación por su uso incontrolado. La intención es que este modelo trascienda las fronteras de estos municipios y se haga extensivo a todas las áreas del Parque Natural.

 

Tal y como explica el alcalde de Peñalén, Javier Casquejero, los tres ayuntamientos, en coordinación con el Parque Natural y asesorados por una organización externa que se encarga de gestionar y solucionar este tipo de problemas en espacios protegidos, “nos hemos puesto de acuerdo para sacar unas Ordenanzas Muncipales que regulasen este sistema de reservas y así poder tener un control de la gente que viene y establecer una tarifa que permita contratar personal que controle el acceso a los aparcamientos”.

 


Para ello, se ha creado una página web www.canondeltajo.es que contiene información sobre los valores paisajísticos y atractivos turísticos de la zona, así como la normativa que rige la gestión de estas áreas y, por supuesto, un apartado donde realizar la reserva, para lo que se ha dividido el cañón en cuatro tramos. El primero se corresponde con la pista del Salto de Poveda; el segundo, con la Pista del Viviero, en el entorno del Puente de Peñalén y en Zaorejas, se encuentran el tercero y el cuarto, que se corresponden con el Camino de las Falagueras y el Puente San Pedro.




Una vez realizada la reserva, el usuario recibirá en su correo una confirmación, que deberá imprimir y dejarla en el parabrisas, de manera visible para que el vigilante pueda verla.

 


La reserva es válida entre las 7.00 y las 21.00 horas y tiene un coste simbólico de 2 euros por vehículo entre semana y de 5 euros, los fines de semana y festivos. Asimismo, existe una serie de plazas gratuitas para los usuarios de las casas rurales del entorno y los vecinos de Zaorejas, Peñalén y Poveda de la Sierra, que disponen de una autorización por vivienda.

 


Cascajero aclara que el acceso al Parque Natural no tiene coste alguno y que, de hecho, cualquiera puede acercarse a estos espacios regulados paseando o en bicicleta sin necesidad de reserva u a otros puntos del parque que no están sujetos a este sistema.




“Es un modo de tener un control de la gente que viene y al mismo tiempo, los usuarios van a tener asegurado un sitio donde aparcar y la certeza de que van a disfrutar del entorno, porque no va a estar masificado”, comenta el alcalde de Peñalén.

 


Cascajero valora otros beneficios añadidos de este dispositivo, como la posibilidad de obtener información sobre el turismo que llega a la zona o prevenir incendios forestales, al intensificar la vigilancia sobre estos espacios.

 

Siete puestos de trabajo en el medio rural

Para ofrecer este servicio, el Ayuntamiento de Poveda de la Sierra ha contratado a tres personas y los ayuntamientos de Zaorejas y Peñalén, otras dos, respectivamente. “Además, por parte del Parque Natural operan cuatro o cinco vigilantes patrullando y haciendo labores de información y control para el uso adecuado de estos espacios conforme a la normativa; y los fines de semana, además, están los agentes medioambientales e incluso, alguna patrulla de la Guardia Civil”, añade.

 

El primer edil destaca también la importancia de poder generar puestos de trabajo en el periodo estival en ayuntamientos pequeños como los del Alto Tajo: “Hemos creado una bolsa de trabajo en la que se tenía en cuanta cuestiones como ser de la zona o tener experiencia en este campo. Para un Ayuntamiento como el de Peñalén poder ofertar dos puestos de trabajo es un gran avance”, afirma.

 

A la hora de dar forma a esta iniciativa tuvieron en cuenta otras experiencias, concretamente, según Cascajero, un proyecto similar que hay en Teruel donde tenían un problema similar con una zona de baño e instauraron un sistema de reservas que ya lleva muchos años y funciona perfectamente. Se ha conseguido incrementar los puestos de trabajo, generar dinero para los ayuntamientos y a la vez tener controlado un problema de uso público en un espacio natural”.

 

Primeras sensaciones y perspectivas para próximas campañas

El alcalde de Peñalén entiende que la experiencia del Alto Tajo acaba despegar y todavía tiene que tomar altura y mejorar algunos aspectos, aunque señala que hasta la fecha, la experiencia está siendo positiva salvo alguna pequeña incidencia que se termina solucionando: “La gente se lo está tomando bastante bien, pero todavía no está muy enterada de la necesidad de realizar la reserva de manera previa. Por eso, los vigilantes tienen un datáfono que permite abonar la tarifa allí. El único problema es que la cobertura no es muy buena y a veces cuesta un poco hacer la operación”, comenta.



El regidor municipal explica que entre semanas existe una ocupación aproximada de las plazas de entre un 10 y un 20 por ciento, mientras que los fines de semana, sobre todo en el Salto de Poveda y en Zaorejas, “estamos llegando casi al límite de plazas de reserva”

 

De cara a próximos años, indica, se están planteando mejoras como “algún tipo de bono para los pueblos cercanos, porque a lo mejor, una persona de Madrid sólo viene un día en el verano, mientras los de los pueblos cercanos, pueden acercarse dos o tres veces por semana”.

 

En este primer año no esperan que las tarifas generen un beneficio económico, más allá de contribuir a sufragar los gastos de personal y la logística, pero esperan llegar a conseguir ingresos en próximas campañas que puedan revertirse “en la gestión, control, mantenimiento del Parque Natural y de la ribera del río, con la creación de más puestos de trabajo de vigilancia y conservación de estas zonas”.

 

Asimismo, esperan que en próximos años se vayan incorporando a este sistema otros pueblos como Peralejos de las Truchas, Taravilla, etc., “teniendo en cuenta que se trata de una misma zona con una problemática similar, para que esté unificada bajo un mismo sistema de gestión” y al mismo tiempo, convertir la página web donde se realizan las reservas en una auténtica plataforma digital del turismo del Alto Tajo que recoja los distintos atractivos turísticos de la zona, las diferentes rutas, etc. “También nos gustaría poder llegar a gestionar los refugios o algunos enclaves turísticos como por ejemplo, la sima de Alcorón”, avanza el alcalde.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions