Los ‘seteros’ están de enhorabuena, la temporada micológica se prevé excelente en la provincia

Publicado por: Ana María Ruiz
21/10/2023 08:00 AM
Reprods.: 2.167
Imagen: Raíz Culinaria.
Imagen: Raíz Culinaria.

Las lluvias y las temperaturas moderadas contribuyen a la proliferación de este manjar silvestre. Desde Desarrollo Sostenible se pide responsabilidad. Las autoridades han establecido un sistema especial de vigilancia para evitar el furtivismo con fines económicos

 

Las últimas lluvias y las temperaturas moderadas auguran una excelente temporada de setas en la provincia, por lo que los ‘seteros’ están de enhorabuena después de la pésima campaña de 2022.

 

En Guadalajara, abundan los parajes en los que prolifera este manjar silvestre, muy apreciado a nivel gastronómico, y que además constituye un reclamo turístico de primer nivel y una fuente de ingresos extra para los ayuntamientos y comercios de muchos municipios. De hecho, el llamado micoturismo se ha convertido en una nueva actividad de ocio en auge, dadas las excelentes condiciones que se dan para la aparición de todo tipo de hongos en la provincia. 


Las especies más comunes, especialmente en bosques, pinares y dehesas, son las setas de cardo, los níscalos, los boletus edulis, las colmenillas y las amanitas caesareas, aunque pueden encontrarse muchas otras variedades. Para ello, es de imprescindible consulta la ‘Guía de Setas’ de la Diputación Provincial.

 

Aunque los lugareños guardan con celo el ‘secreto’ de las mejores zonas de recogida, en la provincia existen enclaves micológicos privilegiados. La Sierra Norte, especialmente Sigüenza y el Parque Natural de Barranco del Río Dulce, son de los más visitados, por lo que la recolección de setas está bastante regulada. En algunos municipios es necesario obtener un permiso del Ayuntamiento, que pone límites a la cantidad a recoger y cobra una cuota simbólica de 5 euros por persona. Incluso existen cotos de setas de propiedad privada y zonas con total prohibición. En ambos casos, están señalizados a través de paneles informativos que hay que respetar. 


La zona de la Arquitectura Negra es también una de las más visitadas, ya que a la abundante cantidad de setas y hongos que se pueden encontrar, se suma la belleza de sus paisajes, por lo que es destino habitual para cientos de aficionados a la recogida, especialmente de los deliciosos níscalos que proliferan en sus bosques.


El Alto Tajo y la comarca del Señorío de Molina de Aragón también son enclaves fantásticos para la recogida de setas y otros hongos, especialmente los municipios de Rueda de la Sierra, Rillo de Gallo, Corduente, Castilnuevo, Tortuera, Campillo de Dueñas o Castellar de la Muela.

 


Límites y responsabilidad

 

Dada la popularidad, y también las malas prácticas llevadas a cabo con intereses meramente comerciales, así como para conjugar la actividad micológica con la conservación de la biodiversidad, el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó en 2016 una Orden para regular la recogida de setas, vigente en la actualidad: “Esta actividad en su conjunto y ejercida de forma ordenada, puede y debe contribuir de manera notable a la mejora de las economías rurales, a través de la comercialización y transformación de productos micológicos, el turismo rural y la gastronomía. La regulación de esta actividad genera sinergias positivas con resultados de éxito en zonas desfavorecidas, permitiendo desarrollar nuevas líneas de negocio y de actividad económica”, se afirma en dicha Orden. 


Por ello, se establece que las únicas especies de setas silvestres recolectables -un total de 24 en la región- son las comestibles y las destinadas a consumo propio, usos medicinales, científicos, divulgativos y educativos. Como norma general, solo se permite recoger cinco kilos de setas por persona y día que, además, deberán destinarse al autoconsumo, sin buscar el ánimo de lucro. 

 

Solamente se podrán coger los ejemplares que hayan alcanzado su tamaño normal de madurez, respetando los ejemplares pasados, rotos y alterados y los que se encuentran en sus primeras fases de desarrollo. Las setas recolectadas por error o alteradas, deberán dejarse en el terreno, en su posición natural. 


En cuanto a los recipientes utilizados para la recolección y el traslado de las setas por el monte se aconseja utilizar aquellos que permitan su aireación y la caída al exterior de las esporas. Se recomiendan las cestas de mimbre o envases porosos. Las herramientas utilizadas serán navajas y cuchillos.

 

Está totalmente prohibido remover el suelo de forma que se altere o perjudique el mantillo del terreno; usar cualquier herramienta apta para el levantamiento indiscriminado de mantillos o capas superficiales del suelo forestal, tales como hoces, rastrillos, escardillos y azadas; la recogida durante la noche; el uso de bolsas y cubos de plástico para transportar las setas y la recolección de ejemplares extramaduros, pasados o en descomposición.


Por razones de protección o conservación del recurso y en zonas o caminos de determinados montes, podrán establecerse, con carácter excepcional, limitaciones temporales al tránsito de personas, animales o vehículos. Estos últimos deberán circular únicamente por las pistas forestales.


Y, por último, se recuerda que el incumplimiento de las normas de recolección conlleva el decomiso por parte de los agentes de la autoridad de los productos ilegalmente obtenidos. Las sanciones, sujetas a la Ley de Montes y Gestión Forestal Sostenible de Castilla-La Mancha, oscilan entre multas de 100 euros por infracciones muy leves al millón de euros para los casos extrema gravedad. 

 

El delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Rubén García, hace una llamada a la responsabilidad y a la prudencia, tanto para respetar al máximo el entorno natural como para evitar sustos y percances: "Las personas que accedan a campo han de saber que se trata de un lugar público y han de dejarlo mejor o igual que estaba y, dada la climatología del otoño, se recomienda que no arriesguen en ningún momento y vayan siempre a lugares que conozcan y en los que tengan la situación contralada".

 

Además, ha recordado a los aficionados que solamente recolecten aquellas setas y hongos que conozcan a la perfección para evitar intoxicaciones y problemas gastrointestinales que pueden llegar a ser realmente graves.

 

Se aconsejan las cestas de mimbre o recipientes porosos para la recogida de los ejemplares//Imagen: Viajes por Castilla-La Mancha.
Se aconsejan las cestas de mimbre o recipientes porosos para la recogida de los ejemplares//Imagen: Viajes por Castilla-La Mancha.

 

Recomendaciones

 

La Consejería aboga por que la campaña de recogida de setas sea sostenible y destaca su importancia como motor de la economía rural en esta época del año. Por ello, realiza una serie de recomendaciones para poder disfrutar de la temporada micológica de forma segura y responsable y sin dañar el medio natural.

 

Estas recomendaciones son: informarse previamente sobre si los terrenos donde se pretende realizar la recolección de setas requieren algún tipo de permiso por parte de la propiedad; llevar ropa y calzado adecuado, así como el teléfono móvil cargado y con el GPS activado para poder avisar a los servicios de emergencia y detallar la ubicación en caso de necesidad; evitar la actividad en días de niebla o con condiciones meteorológicas adversas y no transitar por zonas escarpadas o de difícil acceso.

 

Cabe destacar que el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha, intervino, durante los meses de octubre y noviembre del año pasado, en once avisos por extravíos de recolectores de setas en distintos puntos de la región. Fueron un total de 15 las personas perdidas en la práctica de la búsqueda micológica. El caso más grave se produjo en la zona de Casillas de Ranera, paraje perteneciente al municipio conquense de Talayuelas, donde un hombre de 72 años falleció a consecuencia de una caída mientras buscaba setas.  

 

En Guadalajara se produjeron tres incidentes, en los municipios de Peñalén, Mazarete y Poveda de la Sierra, con tres personas perdidas que fueron localizadas en buen estado.

 

Depredadores de setas


El elevado valor de las setas por sus apreciadas características gastronómicas ha llevado desde hace unos años a la aparición de los ‘depredadores micológicos’, grupos organizados que se dedican al furtivismo para sacar aprovechamiento económico y que, habitualmente, causan numerosos destrozos en el entorno, ya que utilizan métodos que arrasan con la biodiversidad de las zonas en las que operan.


Por ello, al inicio de la temporada y más en una tan espléndida como la que se prevé este año, la Delegación de Desarrollo Sostenible y la Subdelegación del Gobierno, se han reunido para adoptar las medidas de control oportunas. El delegado del área, ha concretado que en este operativo de vigilancia colaborarán la Guardia Civil, el Seprona, el Cuerpo de Agentes Medioambientales y el servicio de Medio Natural. "Se trata de controlar el furtivismo que venimos arrastrando en los últimos años e intentar que no vaya a más para poderlo atajar", ha afirmado.

 

Para poner coto a esta actividad ilegal y evitar la devastación y los destrozos en los bosques de la provincia, así como para velar por la seguridad de las personas que recogen setas sin ánimo de lucro, se instalarán puestos de seguridad en puntos estratégicos, especialmente en los cruces de caminos y en las zonas más frecuentadas por los recolectores ilegales.

 

En este sentido, el delegado de Desarrollo Sostenible ha destacado la labor que está desarrollando el Ayuntamiento de Cogolludo en la lucha contra el furtivismo. Se trata del único punto de la provincia donde se puede llevar a cabo la compra-venta para grandes mayoristas y pequeños consumidores. Para ello, es necesario cumplir una serie de requisitos exigidos por el Consistorio: los recolectores deben estar dados de alta en la Seguridad Social o ser autónomos, deben tener el certificado de Manipulador de Alimentos y han de firmarse albaranes de entrega que certifiquen la procedencia de los ejemplares y el control sanitario de los mismos. "Con toda esta documentación en regla se pueden realizar las transacciones y es la única manera de certificar que el producto está testado y que su venta es legal". 

 

El control lo realiza el propio Ayuntamiento y, en caso de detectarse alguna irregularidad, actúa la Guardia Civil requisando los ejemplares y adoptando las medidas sancionadoras correspondientes.


Según la información facilitada a El Decano por la Oficina de Comunicación de Guardia Civil de Guadalajara, en la temporada de 2022, a pesar de que fue una de las peores que se recuerdan, el dispositivo especial contra la recogida ilegal de setas se incautó de más de dos toneladas de hongos en la provincia, en actuaciones llevadas a cabo, entre otras localidades, en Humanes, Hita, Torija, Cogolludo, Valdesotos y Brihuega. Fueron identificadas cerca de una veintena de personas. 

 

El año pasado la Guardia Civil se incautó dos toneladas de setas recogidas furtivamente en la provincia//Imagen: Guardia Civil.
El año pasado la Guardia Civil se incautó dos toneladas de setas recogidas furtivamente en la provincia//Imagen: Guardia Civil de Guadalajara.

 


‘La Senderuela’, amor por las setas

 

Alrededor de la micología también se organizan numerosas actividades lúdicas, informativas y educativas en la provincia. Una de las asociaciones con mayor actividad y trayectoria en Guadalajara es la Asociación Micológica Alcarreña ‘La Senderuela’. Nació en 1998, cuando un grupo de amigos decidió unirse para defender el medioambiente y disfrutar de él, a través del mundo de las setas, al que protegen y del que disfrutan al máximo, gracias a sus conocimientos, que van ampliando con formación. Actualmente, la asociación cuenta con 80 socios.


El objetivo de ‘La Senderuela’, desde su fundación es, en palabras de su presidente, Miguel Ángel Hernández, “defender, cuidar la naturaleza y divulgar sus conocimientos micológicos, gastronómicos y medioambientales en Guadalajara, así como colaborar con otras instituciones y asociaciones con semejantes objetivos”.

 

Los socios realizan tres o cuatro salidas al año y, en la época otoñal, se colabora con los ayuntamientos que solicitan su presencia en sus municipios.  Este año están previstas salidas a La Huerce (4 de noviembre) y Galápagos (5 de noviembre).


El plato fuerte para la Asociación es su Exposición Micológica, que abrirá sus puertas el 12 de noviembre, en el Centro San José de Guadalajara. Se trata de una muestra abierta a toda la ciudadanía que se viene realizando desde 2007. En ella tiene especial importancia el llamado Rincón Mico-ilógico, del que se encarga Jesús de la Morena, en el que se muestra la cantidad de basura que se encuentra en el campo durante la recolección de setas. “¡Es vergonzoso que la especie humana arroje tanta basura en el campo! Desde nuestra Asociación Jesús, pone la voz por todos nosotros  y trata de divulgar y de concienciarnos con charlas sobre el buen comportamiento que hace falta a la hora de salir al campo a recoger setas”, ha señalado el presidente de ‘La Senderuela’.


La Asociación se reúne todos los lunes de 19:00 a 21:00 horas en el Centro San José, encuentros en los que se llevan setas y se dan charlas micológicas. También imparten una ponencia anual sobre plantas y, este año, participarán en la Semana de Ciencia con conferencias en varios centros escolares de Guadalajara. Además, organizan un concurso de fotografía de setas con tres premios. Las imágenes ganadoras son las que ilustran el calendario que edita la Asociación cada año.

 

Para hacerse socio o participar en sus actividades, los interesados pueden consultar el blog https://asociacionmicologicaalcarrealasenderuela.wordpress.com/ o enviar un mail a la dirección amalasenderuela@yahoo.es 

 

Por otra parte, la Consejería de Desarrollo Sostenible, a través de la Red de Áeas Protegidas de Castilla-La Mancha, ha organizado varias actividades relacionadas con el mundo micológico en la provincia. 

 

Una de las salidas micológicas de la Asociación 'La Senderuela'//Imagen: Cortesía Asociación Micológica 'La Senderuela'.
Una de las salidas micológicas de la Asociación 'La Senderuela'//Imagen: Cortesía Asociación Micológica 'La Senderuela'.


Se han programado tres rutas interpretadas con talleres: dos en el Parque Natural del Alto Tajo, en el área de La Espineda, en Checa, este domingo, 22 de octubre, y el 4 de noviembre en Peralejos de las Truchas, y una en el Parque Natural del Barranco del Río Dulce, en Sigüenza, el 4 de noviembre. En las mismas, abiertas a todos los públicos previa inscripción, habrá talleres de iniciación a la micología en los que informará sobre las especies más significativas en estas zonas y se enseñará a identificar las especies comestibles y tóxicas más comunes. Por último, el 5 de noviembre, se desarrollará una actividad de educación ambiental, también de iniciación a la micología, en Arbancón, en el Parque Natural de la Sierra Norte.


Para mas informacion o reservar plaza, los interesados pueden visitar la web de la Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha.  

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions