Los padres de una alumna hinduista del CEIP Virgen del Amparo de Torija reclaman los mismos derechos que los alumnos musulmanes en el menú del Comedor Escolar

Publicado por: Marta Perruca
08/11/2023 02:19 PM
Reprods.: 664

Tras interponer varias reclamaciones ante la sede electrónica de Educación manifiestan que han decidido poner este asunto en manos de un abogado para que se resuelva en los tribunales

 

Los padres de una alumna de seis años del CEIP Virgen del Amparo de Torija se han puesto en pie de guerra contra la Consejería de Educación debido a que los menús del Comedor Escolar, cuya empresa concesionaria es Proyecto Labor, no contemplan una opción nutricional sin carne adaptada a las personas que procesan la religión hindú, alternativa que sí existe para las necesidades concretas de la religión musulmana, con un menú sin cerdo y la católica durante la Cuaresma.

 

El padre de esta alumna, José Francisco Vicente Calzada, explica que han interpuesto varias reclamaciones mediante la sede electrónica de la Administración regional e incluso han remitido su caso al Defensor del Pueblo y a la Federación Hindú de España. Al no encontrar una solución a su problema en las sucesivas respuestas de la Consejería de Educación, han decidido poner el asunto en manos de un abogado para que la situación se resuelva en los tribunales.

 

Vicente Calzada explica que cuando realizaron la solicitud de plaza para el comedor escolar en el mes de junio hicieron constar que existían circunstancias especiales por motivos religiosos ya que procesan la religión hindú y sus creencias les impiden comer carne, con el fin de que su hija pudiera tener un menú adaptado a estas circunstancias.

 

No obstante, en septiembre, con el inicio del curso escolar, los padres de esta alumna se encontraron con que no se daba respuesta a esas necesidades específicas. Desde la Dirección del CEIP Virgen del Amparo les indicaron que Proyecto Labor no ofrece una alternativa vegetariana y que desde el centro no tienen competencias en esta cuestión, ya que la concesión del comedor escolar depende directamente de Educación. Según el padre de la alumna, la empresa Proyecto Labor se habría puesto en contacto con ellos por vía telefónica a mediados de septiembre, manifestando que pondrían su caso en conocimiento de Educación “pero desde entonces no ha habido ninguna otra comunicación”.

 

Según Educación la legislación vigente sólo obliga a ofertar un menú específico por motivos de salud

Los padres de la alumna han formulado hasta tres reclamaciones a través de sede electrónica en las que reiteran su petición a la Consejería de Educación para que enumeren los argumentos jurídicos y/o normativas en las que se basa, por un lado, la empresa Proyecto Labor para negarse a adaptar el menú a las demás confesiones o creencias religiosas diferentes a las musulmana y, por otro, en el caso de la Consejería de Educación, la base legal existente para aceptar una mejora en el pliego que contemple esta excepción únicamente para aquellos que procesan la religión musulmana o católica en Cuaresma, entendiendo que con esta medida se atenta contra el derecho constitucional recogido en el artículo 14 de la Carta Magna: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

 

Con fecha de 28 de septiembre, la Administración respondía, entre otras cosas, que “en la licitación del contrato de Servicio de Comedor Escolar, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes no establece como requisito a las empresas licitadoras la oferta de un menú alternativo por causas religiosas (…) puesto que la legislación vigente solo establece la obligación de ofertar un menú específico al alumnado por motivos de salud”. Además, en este escrito de respuesta aclaran que entre las mejoras de la oferta presentada por Proyecto Labor se encontraba precisamente que “a petición de los Centros, se respetan las creencias religiosas de los comensales y adaptamos nuestros menús a las normas de la religión Islámica, excluyendo en dichos comensales la carne de cerdo y sustituyéndola por la de otro animal. Igualmente, en periodo de Cuaresma para los practicantes de la religión cristiana, los viernes de dicho periodo respetamos la vigilia, excluyendo la carne de dichos días en el menú basal y en la medida de los posible en el menú de alérgicos/intolerantes, según sus características” y añaden que “por lo tanto, la oferta presentada por Proyecto Labor cumple con lo especificado en el PPT y en la legislación aplicable”.

 

El Decano de Guadalajara ha tenido acceso al formulario de Proyecto Labor para solicitar plaza en el Comedor Escolar en el que sólo se recogen dos excepciones, si el alumno es musulmán o si es alérgico, aunque en un apartado posterior sí que solicita confirmación en el caso de datos relativos a alergias u otras patologías o a “creencias religiosas que requieran de su conocimiento para ofrecer una dieta concreta”.

 

Con fecha de 2 de octubre, la administración indica que los menús deben elaborarse conforme a los requisitos establecidos en el documento de consenso sobre la alimentación en los centros educativos: Guía elaborada por los ministerios de Sanidad y Educación y las Consejerías de Salud de las Comunidades Autónomas y la Guía de alimentación de comedores escolares de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y añaden que “los menús escolares tienen que elaborarse conforme a estas guías y deben incluir alimentos proteicos de origen animal”, en las proporciones que contemplan en una tabla, que en el caso de la carne son de un máximo de 1,5 raciones a la semana y siete raciones al mes. Asimismo, concluyen que, por lo tanto, “ninguna de las empresas concesionarias del Servicios de Comedor puede ofertar menús vegetarianos puesto que incumplen los criterios establecidos en el pliego de prescripciones técnicas”

 

Por último, la Consejería de Educación, en respuesta a la última reclamación interpuesta con fecha de 19 de octubre, hace constar que “los pliegos que rigen el proceso de contratación, en el que la empresa Proyecto Labor resultó adjudicataria en 2021, no permiten ofertar menús vegetarianos. Los requisitos en dichos pliegos son preceptivos y deberán ser respetados durante toda la duración del contrato”. No obstante, indican que “agradecemos sus comentarios y valoraremos su inclusión en los pliegos de futuras licitaciones”

 

Ante las contestaciones de Educación, José Francisco Vicente aclara que no se están pidiendo explicaciones sobre por qué no se le ofrece un menú vegetariano, sino “que me expliquen por qué el menú se adapta a unas religiones y a otras no, saltándose la Junta los propios pliegos que según dice, sólo se cambiarán esos menús al alumnado y al profesorado por razones médicas”.

 

Asimismo, señala que, según ha podido tener conocimiento, la concesionaria de los servicios de comedor de los centros educativos de Guadalajara capital está ofertando “un menú que sustituye la carne por el pescado. Nosotros, como hinduistas, no comemos apenas pescado, pero tampoco nos hemos negado” y añade que no se están pidiendo alimentos demasiado excepcionales, sino “que se le sustituya la carne por otra proteína, como las hay, de origen vegetal”.

 

En este sentido, argumenta que ambas guías en las que, según la Consejería, se basan para la elaboración de los menús escolares recogen la posibilidad de adaptar estos menús a las necesidades de los alumnos por sus creencias religiosas. La guía de alimentación para comedores escolares de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en el apartado de “Pautas a seguir en la elaboración de menús escolares” recoge que “también se deberán tener en cuenta las posibles particularidades religiosas y étnicas del grupo escolar en el diseño de menús específicos. Si por estas circunstancias existen ciertos alimentos prohibidos, se podrán utilizar grupos de alimentos equivalentes como fuente de nutrientes”. Asimismo, en el documento de consenso sobre la alimentación en los centros educativos, según explica, también se contempla que “en el casos de alumnado que por aspectos culturales o religiosos se motive la exclusión de un alimento, se dispondrá, siempre que las condiciones de organización e instalaciones lo permitan y sea asumible económicamente, de un menú alternativo considerado suficiente para cubrir las necesidades nutricionales de los alumnos”.

 

Además, indica que el programa piloto Perseo promovido por los ministerios de Sanidad y Consumo y de Educación con la participación de varias comunidades autónomas, recoge las necesidades especiales en cuanto a alimentación de las comunidades islámica, judía, e hinduista y en este último caso, “se indica que somos principalmente vegetarianos y que raramente comemos pescado, y que el resto de casos son alimentos prohibidos y habrá que sustituirlos y esto está avalado entre otros por la Fundación Española de Nutrición”.

 

Respecto a la reclamación interpuesta al Defensor del Pueblo señala que todavía están a la espera de una resolución.

 

Hasta el momento, el CEIP Virgen del Amparo, al que la familia agradece su sensibilidad y el trato recibido, se ha hecho cargo de retirar los platos que contengan carne del menú de la niña y, según José Francisco Vicente, “ todavía no se ha dado la problemática de que haya un primer plato y un segundo que contengan carne, pero se nos está cobrando el menú entero y lo que es más sangrante, según la Junta tiene que ser un menú equilibrado y Proyecto Labor lo hace así, pero por motivos religiosos, mi hija está dejando de comer unos alimentos, por lo que ese menú ya deja de ser equilibrado”.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions