De cruces y sediciones

Publicado por: El Decano
18/11/2022 12:51 PM
Reprods.: 7
Imagen//Comunidad de Madrid
Imagen//Comunidad de Madrid

El Partido Popular tiene una especial habilidad para desviar la atención sobre determinadas cuestiones que le incomodan. O al menos trata de hacerlo. Esta semana hemos asistido a una lección magistral sobre el asunto, impartida por la presidenta de la vecina Comunidad de Madrid. Tras la multitudinaria manifestación en defensa de la Sanidad pública que tuvo lugar el sábado en la capital de España, Isabel Díaz Ayuso decidió poner en marcha su particular estrategia: copar titulares a cuenta de símbolos religiosos. Y de paso, contentar a sus socios de la ultraderecha de Vox con la aprobación de una Ley de Patrimonio Cultural que trata de proteger la Cruz del Valle de los Caídos, ordenada construir por el dictador Francisco Franco para su mayor gloria y levantada con la sangre de los presos del franquismo. La estratega de Sol ha conseguido su objetivo. Prensa, radio y televisión nacionales han llevado a sus cabeceras y portadas el asunto de marras. Un 10 para sus asesores y su equipo de comunicación. 

Por estas tierras, los populares tratan de emular a la señora Díaz Ayuso sin demasiado éxito. Así, mientras continúan manteniéndose absolutamente tibios respecto a la enmienda presentada por el PP a los PGE para dejar sin vigor los beneficiosos cambios introducidos en 2021 en las normas de explotación del acueducto Tajo-Segura, concejales, diputados provinciales y parlamentarios nacionales intentan que los ciudadanos miren hacia otro lado a cuenta de la derogación del delito de sedición por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. 

En El Decano somos de la opinión de que los temas de envergadura nacional tienen su propia tribuna en las sedes parlamentarias madrileñas y entendemos que los plenos municipales, provinciales y regionales deben dedicarse a tratar los asuntos más cercanos y que más preocupan a los guadalajareños y a los castellano-manchegos. Siempre y cuando no se trate de una cuestión nacional con repercusión en nuestra tierra ¿Y qué repercusión tiene aquí el tema de la sedición? Ninguna ¿Somos sedicionistas? No ¿Tenemos algún sedicioso entre nuestros políticos? No. Paracaidistas, puede. 

En su erre que erre para tratar de sacar réditos electorales, el PP pone en marcha su maquinaria y despliega su argumentario en todos los púlpitos que se le ponen a tiro. Y ahí están, presentando mociones a diestro y siniestro, tratando de dejar en segundo plano su perniciosa enmienda sobre los trasvases a sabiendas de que es tremendamente impopular en la provincia. Ahora toca echar a los pies de los caballos al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page por, según ellos, no enfrentarse abiertamente a Pedro Sanchez en esta cuestión. Apelan a su responsabilidad y a su obligación moral. Una responsabilidad y una obligación moral que ellos mismos no se aplican en el caso de la enmienda a los trasvases.  

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, visitaba esta misma semana Toledo, y consideraba la derogación del delito de sedición como una “una afrenta a todos los españoles y, por tanto, a los castellano manchegos”. ¿Y a usted no le parece una afrenta a los castellano manchegos que su partido trate de llevarse a Murcia y a Levante más agua de nuestros agónicos pantanos? 

Con todos los respetos que merece el debate político sobre la derogación del delito de sedición, no es el momento, ni el lugar, ni parece oportuno. Y más en una semana en la que se ha vuelto a aprobar un trasvase cero debido a la excepcional y crítica situación hídrica de los embalses de Entrepeñas y Buendía, al 19% de su capacidad y a tan sólo 73 hm3 de llegar al Nivel 4, en el que no sería posible realizar ningún trasvase, ni para regadíos ni para consumo humano. 

En su maniobra del despiste, a los populares les ha salido el tiro por la culata porque precisamente, también esta semana, la actualidad ha querido ponerse del lado de los intereses de nuestros ribereños tras la conocerse el varapalo de la sentencia del Tribunal Supremo a los agricultores de Alicante, que pedían ante la justicia la nulidad de las nuevas reglas del trasvase.

Seamos sensatos. Si pedimos coherencia y responsabilidad, hay que empezar por tenerlas uno mismo. Si pedimos la defensa de los intereses de la región, empiecen ustedes a dar ejemplo. En caso contrario, soliciten a la señora Díaz Ayuso que les imparta una clase magistral sobre el juego del despiste. Si ponen atención a las enseñanzas de tan insigne maestra, quizá para la próxima hasta les sale bien la jugada.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions