Desarticulada una banda que cometió siete robos en bares del Corredor del Henares por el método del alunizaje

Publicado por: Marta Perruca
25/03/2024 01:47 PM
Reprods.: 251

La Guardia Civil ha detenido a seis varones entre 29 y 38 años de edad, e investiga a una séptima persona, a los que se le imputan siete robos con fuerza en bares, cinco sustracciones de vehículos, con los que posteriormente realizaban los robos y un delito de pertenencia a grupo criminal. No obstante, pese a acumular una gran cantidad de antecedentes criminales, los detenidos han sido puestos en libertad, tras pasar a disposición judicial, con la prohibición de abandonar el territorio nacional

 

La Guardia Civil ha detenido a seis personas e investiga a una séptima, con un gran número de antecedentes criminales, en el marco de la operación Ardino, por la que se ha desarticulado una banda organizada que perpetraba robos con un alto grado de violencia en bares del Corredor del Henares, en las provincias de Guadalajara y Madrid, mediante el método del alunizaje. En total se le atribuyen siete robos en establecimientos hosteleros, principalmente bares, de Yunquera, Marchamalo, Azuqueca de Henares, Alovera, Pioz y El Casar, en la provincia de Guadalajara y en Serracines, en la Comunidad de Madrid, donde principalmente sustraían la recaudación de las máquinas recreativas y de la máquina registradora y cinco robos de vehículos en en las localidades de Marchamalo, Torrejón del Rey en la provincia de Guadalajara y en Santos de la Humosa, Valdpiélagos y Ribatejada, en la vecina Comunidad de Madrid.

 

La subdelegada de Gobierno en Guadalajara, Mercedes Gómez, la jefa de la Comandancia de la Guardia Civil en Guadalajara, la teniente coronel Cristina Moreno, y el jefe del área de Investigación de la Guardia Civil en Azuqueca, el sargento, José Víctor Líndez, han comparecido esta mañana para explicar los pormenores de la operación Ardino, que tal y como ha señalado la teniente coronel, se ha llevado a cabo en tiempo récord por la Unidad de Investigación del puesto de Azuqueca de Henares y Unidad de Seguridad Ciudadana, ya que la banda comenzaba a actuar a principios de noviembre y fue desarticulada el pasado 14 de marzo, en Alovera.

 


Los detenidos son varones, con edades comprendidas entre los 29 y los 38 años. Uno de ellos tiene nacionalidad española, cuatro tienen nacionalidad rumana y el sexto, búlgara y se les imputa siete delitos de robo con fuerza, cinco sustracciones de vehículo y un delito de pertenencia a grupo criminal a todos los investigados. Los componentes de la banda criminal acumulan un largo rosario de antecedentes criminales, primcipalmente en las provincias de Guadalajara y Madrid, relacionados con delitos contra el patrimonio por robos en viviendas. Tal y como ha detallado la teniente coronel, Moreno, uno de los detenidos tiene antecedentes por 30 delitos y nueve detenciones; otro por 62 delitos y ocho detenciones; y un tercero por 63 delitos y 22 detenciones, sólo en lo que se refiere a los antecedentes de la Guardia Civil porque “también tienen antecedentes de Policía Nacional y en algún caso, por mosos de escuadra”. Sin embargo, tras ser puestos a disposición judicial, los seis detenidos han quedado en libertad con la prohibición de salir de territorio nacional.

 


Se trata, según Gómez, de “un grupo criminal perfectamente coordinado en el que cada miembro de la organización tenía un rol”. Algunos de sus miembros, continúa la subdelegada de Gobierno, tenían el cometido de robar los vehículos en los que posteriormente se perpetrarían los robos; y otros, actuaban como conductores, “sobre todo para darse a la fuga tras producirse el robo”.

 


Para ello, utilizaban el método del alunizaje y el uso de grandes mazas y tapas de alcantarilla, que “con gran violencia y fuerza utilizaban para fracturar los cierres, tanto de máquinas traga-perras, como máquinas registradoras”.

 


El grupo de investigación de la Guardia Civil configuró un dispositivo policial que, tal y como ha relatado la subdelegada de Gobiero, intervino en uno de los robos de este grupo en Alovera, donde se detuvieron a cinco personas y posteriormente a otra más en Azuqueca de Henares. Asimismo, se recuperaba el botín de esta operación.

 


Esta banda actuaba en el Corredor del Henares, que según Gómez “es la zona de la provincia más rica, más próspera y más poblada y también donde hay mejores vías de comunicación, lo que hace que estos pueblos sean foco de atención de las bandas criminales, pero en este caso la Guardia Civil y la Comandancia de Guadalajara, especialmente, son los que se han encargado de investigar y acotarles el camino”.

 


Desde el punto de vista de la Guardia Civil, existen dos cuestiones muy llamativas en esta operación. La primera, según ha indicado la jefa de la Comandancia, ha sido el “modus operandi” porque “no estamos acostumbrados en esta provincia a que se utilice el método del alunizaje”, que se ha llevado a cabo en “prácticamente en la totalidad de los robos en bares”, salvo alguna excepción, “por la ubicación de las puertas y del propio establecimiento y la estructura del bar”, lo que complicaba la ejecución de este método. En este caso, se utilizaron tapas de alcantarillas y mazas de gran tamaño “para reventar literalmente las puertas o algunas ventanas de los establecimientos”.

 


La segunda, ha señalado, es que se trata de una banda “muy activa” que desde noviembre de 2023 “no ha parado de cometer robos”, llegando a perpetrar tres robos en el mes de febrero en fechas muy próximas.

 


La teniente coronel Moreno también ha destacado el grado de violencia y la la total impunidad con la que actuaba este grupo criminal que ejecutaba los robos “tranquilamente, tomándose su tiempo”, algo que consideran que tiene que ver con el importante número de antecedentes criminales que acumulan los integrantes de la banda. Afortunadamente, según ha dicho, éstos se producían fuera del horario comercial, “por lo que no hemos tenido que lamentar ningún tipo de situación con los propietarios de los establecimientos o con algún cliente”.

 


El principal objetivo de los robos era adquirir la recaudación de la máquina registradora y las máquinas recreativas, “si bien es verdad , que en algún establecimiento se han llevado tabaco y algunos otros enseres, de menor importancia en la investigación”.

 


El botín de los siete robos asciende a más de 6.000 euros. La Guardia Civil todavía no tiene datos de los daños producidos, pero entienden que ascenderán a cantidades importantes.

 


Los vehículos sustraídos se han podido recuperar y ya están a disposición de sus propietarios.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions