EDITORIAL. ¡Conténgase señora García, conténgase!

Publicado por: El Decano
21/06/2024 12:31 PM
Reprods.: 771
Marisol García, presidenta de Ceoe-Cepyme Guadalajara//Imagen: Impulsa Guadalajara.
Marisol García, presidenta de Ceoe-Cepyme Guadalajara//Imagen: Impulsa Guadalajara.

Nos consta que la señora Marisol García Oliva, presidenta de CEOE-Cepyme Guadalajara, no es una mujer de polémicas. De talante dialogante, suele tratar de pasar desapercibida e incluso en sus intervenciones públicas se le ve un tanto incómoda, sea por timidez o por pánico escénico. 


Sin embargo, esta semana se ha venido arriba ¡Y de qué manera! En un desayuno organizado por la Confederación, en el que participó el periodista Vicente Vallés, la señora García tuvo una intervención más digna de un mitin político que de una actividad que se suponía amable y distendida.


Defendió su sector de forma pública y relató los problemas a los que se enfrenta el empresariado de la provincia y de España en general. Hasta aquí todo correcto. Muy dentro de su papel. 


Pero en su discurso ‘coló’ unas cuantas perlas que removieron a más de uno en su asiento. Habló de la "deriva política e institucional nunca vista". Sin cortarse un pelo, acusó al Ministerio de Trabajo de atacar a los empresarios "con una hoja de ruta claramente comunista" que pone al sector "en el centro de la diana". 


Un poquito de porfavor señora presidenta porque entre su auditorio había representantes de ese Estado que se dedicó a denostar y del que ustedes además reciben ayudas, aunque sean pocas. Y miembros de otras administraciones provinciales y regionales del mismo signo político que el Gobierno central con las que ustedes firman acuerdos y de las que reciben subvenciones para muchas de sus actividades. 


Si por 'comunismo' entiende que el Ministerio haya subido el Salario Mínimo Interprofesional para 2024 a 1.134 euros o que la ministra haya propuesto la rebaja de la jornada laboral a 37,5 horas semanales, pues bienvenido sea el comunismo para los trabajadores que forman parte de las plantillas de sus cerca de 3.000 asociados en la provincia.


También se acordó de ellos en su alegato. Pero no para agradecerles su quehacer diario en las empresas. Todo lo contrario, les echó en cara la "caída de la productividad", los costes sociales -es decir, los derechos de los empleados al margen de su salario, entre ellos la conciliación- que considera "inasumibles" y el "absentismo disparado" alentado, según dijo, por un Estado "ineficiente" que apuesta por "seguir incentivando la paguita y el subsidio para que la gente no trabaje". Este párrafo es para enmarcar señora García. ¿No se ha parado a pensar que quizá quien desincentive a los trabajadores sea la voracidad de algunos empresarios que todavía no se han dado cuenta de que la esclavitud se abolió en España en 1870?


También se acordó de los medios de comunicación, con los que se solidarizó por el "acoso y derribo por parte de fuerzas políticas e institucionales", unos medios con los que afirmó que los empresarios "nos sentimos identificados". Una buena manera de solidarizarse con la prensa, si no hubiese apostillado que esa solidaridad es para "los que pretendéis hacer periodismo veraz y sin blanqueo". He ahí la trampa. Es decir, solidaridad con los medios que son del agrado de la señora Marisol García, los que se portan como Dios manda, entre los que a buen seguro no figura ninguna cabecera de corte progresista, a tenor de lo que se pudo escuchar en su discurso. 


Lo curioso es que la señora García Oliva, se marcó este tremendo speech en un acto que llevaba por título ‘Los medios y la política en tiempos de polarización’. Se lo tomó al pie de la letra. Polarizar sí que polarizó la presidenta de CEOE-Cepyme Guadalajara. 


Teniendo en cuenta que entre la patronal alcarreña habrá personas de todo tipo de ideologías, que en ese acto había invitados de diferentes instituciones, de sindicatos y del mundo asociativo en general, la señora presidenta debería haber estado un pelín más comedida porque más de un invitado se sintió incómodo y otros permanecían atónitos, con los ojos como platos. 

 

Por supuesto, cada cual en su casa puede hacer lo que le venga en gana -que para eso es el anfitrión- pero creemos que ni era el lugar, ni el momento para un discurso de tanta ‘profundidad’, ni tan cargado de ‘mala baba’.


Para otra ocasión: ¡Conténgase señora García, conténgase!  

 

El Decano de Guadalajara te agradece la lectura de este artículo. Para seguir creciendo ¡COMPARTE en tus redes sociales!

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions