Los taurinos calientan motores a las puertas de la temporada alta de festejos populares

Publicado por: Ana María Ruiz
30/06/2024 08:00 AM
Reprods.: 1.307
Imagen: Tino. Cortesía Federación Taurina de Guadalajara.
Imagen: Tino. Cortesía Federación Taurina de Guadalajara.

El año pasado se celebraron en la provincia 540 eventos en los que se lidiaron más de 1.200 reses. La Alcarria y La Campiña concentraron la mayoría de ellos

 

Los amantes del toro cuentan los días para que arranque en Guadalajara la temporada alta de festejos taurinos, que se concentran principalmente en los meses de julio, agosto y septiembre, coincidiendo con las fiestas patronales que cientos de localidades celebran a lo largo y ancho de toda la provincia durante el verano.

 

"Guadalajara es muy taurina", afirma el responsable de Comunicación de la Federación Taurina de Guadalajara (FTG), Raúl Cuevas. Esto lo demuestra el hecho de que, respecto a otras provincias de Castilla-La Mancha está a la cabeza en encierros por el campo y otros festejos populares: "Salvo en los festejos mayores, que no tenemos tantos como Toledo, Ciudad Real y Albacete, en festejos taurinos populares por habitante seguramente somos los primeros de la Comunidad Autónoma", destaca.  

 

Estos festejos suponen para muchos pueblos un momento no sólo de disfrute, reencuentro y fiesta, sino que se convierten en un importante reclamo turístico y en motor económico, especialmente en las localidades más pequeñas que en los meses estivales incrementan el número de vecinos que regresan a disfrutar de sus fiestas patronales y del llamado ‘turismo del toro’, que congrega en sus calles a numerosos aficionados. 

 

"En muchos pueblos de nuestra provincia, sobre todo los más pequeños, las fiestas patronales son la primera fuente de ingresos. A lo mejor no tienen casas rurales ni grandes empresas pero solamente en esos días los bares y tiendas de esos pueblos ingresan un dinero extra. Es una fuente de ingreso importante y una economía circular que repercute luego en toda la provincia y además es un gran escaparate turístico”, se afirma desde la Federación Taurina. 

 

De momento, la FTG no tiene elaborado su tradicional calendario de festejos taurinos. Un documento que esperan con impaciencia los cientos de aficionados al mundo del toro, tanto los locales como los foráneos, que lo utilizan como guía para planificar sus desplazamientos a los pueblos, especialmente en julio y agosto. "Lo sacaremos en breve", afirma Raúl Cuevas.

 

Más de 500 festejos a lo largo y ancho de la provincia

 

Según los datos del Informe Estadístico que elabora anualmente la Federación, en 2023 se celebraron en la provincia 540 festejos taurinos. De ellos, 466 (un 86%) fueron populares y 74 (un 14%) fueron profesionales. 

De los populares, 276 fueron suelta de reses (203 en las calles y 73 en plazas); 145 encierros por el campo; 21 concursos de recortadores; 18 encierros urbanos y 6 festejos tradicionales singulares.

 

En cuanto a los festejos profesionales, se desarrollaron un total de 74: 31 clases prácticas, 20 novilladas (12 con picadores), 11 corridas de toros, 5 de rejones y 7 festivales.  

 

El 78% de festejos se celebraron en los meses de agosto y septiembre. Los récords se registraron en este último mes, con 224. Cabe destacar que en la semana del 4 al 10 de septiembre se concentraron 79 festejos y el sábado 9 del mismo mes, 28. Salvo diciembre, se celebraron festejos todos los meses del año.

 

Un total de 134 localidades acogieron este tipo de eventos, siendo La Alcarria y La Campiña las dos comarcas que se sitúan a la cabeza, con 337 y 146 festejos respectivamente. En la zona de la Serranía se celebraron 33 y 24 en el Señorío de Molina. 

 

El Top 10 de las poblaciones con mayor número de espectáculos taurinos está encabezado por Guadalajara capital y Azuqueca de Henares, con 18, seguidos, por este orden, por Yunquera (17), El Casar (15), Jadraque (13), Alovera (12), Almoguera (12), Marchamalo (10), Trillo (10), Fuentelaencina (10) y Horche (10).   

 

Cabe destacar que el pasado año, cuatro localidades recuperaron sus festejos: Argecilla y Chequilla (si ellos desde 2019), Gárgoles de Abajo (desde 2015) y Villaviciosa de Tajuña (desde 1990). 

 

Respecto a las reses, se lidiaron 1.208 (889 en festejos populares y 319 en profesionales). De ellas, un 42% fueron toros, un 35% novillos y un 23% vacas. Entre las ganaderías, destacan, entre otras, las guadalajareñas Campo Bravo Alcarreño, Campos Taurinos, Juan Barriopedro, El Uno, Sandra Sopeña y Diego Valladar. 

 

Imagen: Peña Taurina 'El Quite', de su concurso de fotografía. Cortesía Federación Taurina de Guadalajara.
Imagen: Peña Taurina 'El Quite', de su concurso de fotografía. Cortesía Federación Taurina de Guadalajara.

 

 

“Los principales defensores del toro somos nosotros”

 

A pesar del potente foco de atracción económica, turística y cultural que suponen los festejos taurinos, todos los años se multiplican en redes sociales imágenes que ponen en entredicho esta tradición, especialmente por parte de grupos animalistas que no dudan en colgar vídeos y fotografías denunciando el maltrato al que, según ellos, se somete a los animales en este tipo de espectáculos. A buen seguro que este año Guadalajara no estará exenta de esa polémica. 

 

Raúl Cuevas es rotundo en este sentido: "La función de los animalistas es engañar o mentir y difundir imágenes sin explicación alguna que no benefician en nada a la fiesta. Contra el desconocimiento voluntario no puedes hacer nada. Creen que su misión es atacar a la tauromaquia y al final lo que hacen es hacerla más visible". 

 

De hecho, asegura, "últimamente se está demostrando, y no sólo a nivel de Guadalajara sino de toda España, que cada vez hay más festejos, más corridas, y más público. Y además un público cada vez más joven. Por ello, consiguen un efecto rebote porque al final es una expresión de libertad para disfrutar, siempre con respeto hacia el animal. Cuando hay respeto no hay maltrato de ningún tipo".

 

Desde la Federación Taurina de Guadalajara se insiste en que "los máximos defensores del toro somos nosotros, aunque ellos lo entienden de otra manera. Es un animal al que se admira, se le tiene como un dios igual que en la antigüedad y es el responsable de que todas las fiestas patronales de Guadalajara tengan tanta importancia. Pero contra los animalistas no se puede hacer nada". 

 

Por ello, desde la FTG se realiza un llamamiento al público para que disfrute del toro de forma sana y sin ningún tipo de maltrato, tal y como exige el Reglamento de Castilla-La Mancha: "Pedimos a la gente que venga a disfrutar como se debe disfrutar. Cuando se acude a este tipo de festejos se deben respetar las normas y la legalidad y se tiene que venir a disfrutar y no a hacer otras cosas con las que nosotros no estamos de acuerdo. Nosotros decimos a la gente que sea prudente y que tenga respeto a un animal noble como es el toro y también respeto a los pueblos a los que representan".

 

El Reglamento de los Festejos Taurinos Populares de Castilla-La Mancha es muy claro al respecto: "Queda prohibido en todos los festejos taurinos populares herir, pinchar, golpear o tratar cruelmente a las reses. Dentro del trato cruel, se entiende además, el lanzamiento de objetos o la alteración de cualquiera de los sentidos de la res, aunque no medie contacto físico con ella".

 

Además, se prohíben aquellos festejos taurinos que impliquen maltrato a las reses y, especialmente, los consistentes en embolar a las reses, prendiendo fuego al material o sustancia con que se ha realizado el embolado, o en sujetar antorchas o elementos similares a sus cuernos así como atar a las reses a un punto fijo, con maromas, sogas o de cualquier otra forma.

 

Con respecto al sacrificio, el Reglamento estipula que "se dará muerte en local autorizado para su sacrificio o en las mismas instalaciones donde se celebre el festejo, a las reses conducidas, corridas o toreadas en los encierros o sueltas, salvo que participen en festejos declarados de Interés Turístico Regional que cuenten como peculiaridad tradicional la exención de sacrificio tras su desarrollo".

 

En cuanto a los participantes, la edad mínima para tomar parte en los festejos taurinos populares es de 16 años, si bien se permite la participación de mayores de 14 años que sean alumnos de una escuela taurina autorizada y que estén acreditados por ésta.

 

No pueden participar las personas con síntomas de embriaguez, de intoxicación por cualquier tipo de drogas o sustancias estupefacientes o que no tenga plenas condiciones físicas, psíquicas o motoras que evidencien que no se encuentran sus plenas facultades, así como de aquellas personas que porten botellas, vasos o cualquier instrumento con el que se pueda causar malos tratos a las reses o cuyas condiciones físicas no hagan aconsejable su participación en el festejo.

 

En cuanto a los vehículos turismos que puedan servir de refugio para los participantes, deben estar previamente inscritos en el Ayuntamiento correspondiente y colaborar en el buen desarrollo del festejo. Por ello, la mayor parte de las plazas disponibles tienen que estar vacías. No se permite la presencia de vehículos no autorizados y comunicados a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con antelación al comienzo del festejo, y están expresamente prohibidos los vehículos especiales y las motocicletas, salvo las ambulancias y, en su caso, los vehículos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de los Servicios de Protección Civil. 

 

Guadalajara y Azuqueca encabezan el top 10 de las localidades con más festejos taurinos populares//Imagen: Carmen
Guadalajara y Azuqueca encabezan el top 10 de las localidades con más festejos taurinos populares//Imagen: Carmen López. 



 Modificación del reglamento

 

Aunque en líneas generales, la FTG está de acuerdo con los términos del Reglamento castellano-manchego, especialmente en lo que se refiere a los requisitos sanitarios "que son superiores a otras comunidades autónomas", hay aspectos que considera que deberían modificarse. 

 

Por ello, las asociaciones culturales taurinas de Castilla-La Mancha y Madrid, el Consorcio Nacional de Pueblos con Encierros por Vereda, la Asociación de Peñas Mateas de Cuenca, la Asociación Toro Enmaromado de Yuncos, la Plataforma Nacional para la Defensa de los Festejos de Tauromaquia Tradicional, y la Federación Taurina Provincial de Guadalajara, han unido fuerzas para presentar un borrador con modificaciones al actual Reglamento.

 

Según afirman, "estas modificaciones, elaboradas con la colaboración de representantes de todos los gremios involucrados en la organización de los festejos, tienen como objetivo mejorar la calidad, seguridad y viabilidad a largo plazo de estos eventos tan arraigados en nuestra cultura".

 

Aseguran que en los últimos años, la celebración de festejos taurinos populares ha enfrentado diversos retos, como el aumento de costos (médicos, veterinarios, animales, transporte, etc.), la burocracia excesiva y la aplicación "arbitraria" del Reglamento, "lo cual dificulta enormemente su realización y pone en riesgo la continuidad de nuestras tradiciones".

 

Las medidas principales propuestas son: la diferenciación de festejos por nivel de riesgo entre los de alto riesgo -que involucran animales con características que generan mayor peligro- y de bajo riesgo; adaptar los festejos a las diferentes capacidades de los participantes facilitando las condiciones necesarias para la inclusión de menores en actividades adecuadas para su edad "garantizando así el fomento y la perpetuación de la tradición"; la simplificación de trámites especialmente los veterinarios; adaptar el Reglamento para que los pueblos más pequeños de la llamada ‘España Vaciada’, puedan celebrar o recuperar sus festejos taurinos; modificar los aspectos necesarios para que los profesionales de Castilla-La Mancha no enfrenten competencia desleal respecto a los de otras comunidades autónomas en cuestiones como el sacrificio de animales y el retorno de reses a las fincas ganaderas en situaciones especiales, y por último, la modernización de los trámites impulsando la vía telemática para la obtención de permisos y licencias, facilitando el proceso y reduciendo la burocracia.

 

"Estas medidas han sido elaboradas con el objetivo de preservar y promover la rica tradición taurina de nuestra Comunidad, garantizando la seguridad y la calidad de los festejos y adaptándolos a las necesidades actuales", afirman las organizaciones. Confían asimismo en que este borrador "sirva como base para un diálogo constructivo con las autoridades y que, juntos, podamos asegurar el futuro de los festejos taurinos populares en Castilla-La Mancha”.

 

 

Las Vacas por el Tajom en Trillo, han congregado este año a más de 9.000 participantes//Imagen: Ayuntamiento de Trillo.
Las Vacas por el Tajom en Trillo, han congregado este año a más de 9.000 personas//Imagen: Ayuntamiento de Trillo.


El Decano de Guadalajara te agradece la lectura de este artículo. Para seguir creciendo ¡COMPARTE en tus redes sociales!

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions