Nakama

Publicado por: Nacho Redondo
29/12/2022 07:00 AM
Reprods.: 161

Muchas veces, desde estas líneas, he reconocido la valía de distintas personas de las que me honro conocer y de las que aprendo cada día. Esas personas a las que reconozco su amistad por encima de todo. Y es que debajo de nuestras apariencias se esconden miedos, alegrías, dudas e ilusiones que solo los que están cerca pueden llegar a conocer de verdad.

 

Cuando hablamos de marca personal nos referimos a la impronta que dejamos en los demás, es lo que nos diferencia y lo que muestra quiénes somos realmente. Pero para poder proyectar una buena marca personal debes conocerte mirando mucho más allá de la propia imagen porque muchas veces no es más que una coraza con la que transitamos por el mundo.

 

Mostrarte tal y como eres te hace vulnerable y por eso tratas de evitarlo a toda costa. Reconocerte te hace perder una parte de ti que quieres proteger, es eso que está por debajo de la piel y que conecta con tu historia, con tus palabras, con tus amigos. Se trata de proteger con una especie de máscara todo eso que te parece debilidad.

 

Sin embargo, pocas veces no paramos a pensar lo bueno que es vivir en su más amplio sentido, quitándonos de encima esos lastres inoportunos que no nos dejan mostrarnos tal y como somos. Y es que tenemos todas las opciones a nuestro alcance todos los días: como hacer, deshacer, alegrarnos o entristecernos. Puede parecer muy obvio, pero es tan básico que ni siquiera reparamos en ello.

 

Para esta obviedad que es la vida contamos con un aliado especial que nos ayuda en cada uno de los momentos y que quizás no prestemos la suficiente atención o no le demos el valor real que tiene. Ese aliado es ese amigo que siempre está, que se preocupa por tus días y que cuando estos ennegrecen un poco sabes que siguen estando.

 

A veces no valoramos suficientemente esta parte de la vida en la que personas cercanas están y sabes que van a seguir estando, además de que aportan innumerables beneficios a nuestra salud mental. Aquí es donde se practica de verdad conceptos como lealtad, sinceridad o compromiso porque es lo que nos crea un férreo sentido de pertenencia a la comunidad en la que estamos.

 

Los amigos son esos que están a las duras y a las maduras, sin importar nada más que la persona que tienen enfrente, sin mayores críticas hacia otros y sin sacar conclusiones precipitadas. Aquí es donde el vínculo une desde el aporte y desde la comprensión.

 

La amistad como el amor pueden no ser para siempre, pero es bueno reconocer, mientras que exista, que es beneficioso para los implicados. Por eso manifestar la gratitud por la amistad de distintas personas de nuestro entorno es un ejercicio muy loable y lleno de sentido para nuestras vidas.

 

Nakama en japonés es amigo, compañero. Es una forma de decirle a una persona que le quieres de una manera no romántica. Es un término idóneo para referirte a esos amigos que siempre están y para los que tú también estás. Es una forma de referirte a alguien que están en el mismo grupo que tú.

 

Es una palabra curiosa porque está compuesta de dos caracteres que significan, por un lado “relación” y por otro “espacio o tiempo” lo que nos lleva a pensar en las relaciones que tenemos con alguien en algún momento de nuestra vida.

 

Nakama, pues, es una forma de deciros a todos los que estás detrás de las lecturas de mis artículos que formáis parte de mi vida y resulta muy importante para mí. Es por ello que este artículo es una forma de reconoceros que estéis y de agradeceros que lo hagáis.

 

Nacho Redondo es coach, mentor de emprendedores, formador y conferenciante.

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Powered by WebTV Solutions