Agricultores, ganaderos, empresarios y sindicatos de la provincia, piden sensatez en materia de trasvases

Publicado por: Ana María Ruiz
19/11/2022 09:52 AM
Reprods.: 4
Facebook Asociación de Municipios Ribereños
Facebook Asociación de Municipios Ribereños

El agua ha vuelto a ser protagonista esta semana. Más concretamente, su escasez. El martes nos desayunábamos con los malos datos de los embalses de la cabecera del Tajo publicados por el portal Embalses.net. Entrepeñas y Buendía se encuentran al 18,88% de su capacidad, almacenando 473 hm3 de sus 2.510 posibles, lo que quiere decir que siguen en el Nivel 3, una situación hidrológica excepcional en la que el órgano rector podría autorizar, de forma motivada, un trasvase de hasta 20 hm3 para consumo humano. Y lo que es peor, nuestros pantanos están tan sólo a 73 hm3 del Nivel 4, en el que no se podría trasvasar agua ni para consumo humano ni para regadíos.

El mismo día, la Asociación de Municipios Ribereños aplaudía la aprobación de un nuevo trasvase cero para regadío por parte del Ministerio de Transición Ecológica e informaba de que la cabecera del Tajo atraviesa un ciclo de entre los cuatro más bajos en aportaciones de los últimos 42 años, según el informe del Cedex, organismo dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Ante este oscuro y preocupante panorama, el miércoles llegaba una buena buena noticia: el Tribunal Supremo desestimaba la demanda de la Asociación de Jóvenes Agricultores de Alicante (Asaja Alicante) contra la modificación de las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura de 2021 que suponen una tregua para los embalses después de los años del Memorándum del Tajo, los más oscuros en materia de trasvases. La Plataforma en Defensa del Tajo, expresaba su satisfacci´ón por esta sentencia, al igual que el presidente regional, Emiliano García-Page: “Ahora, después de muchos años, estamos empezando a ganar los pleitos, incluso en el Supremo, gracias al acuerdo que mantuvimos con el Estado para derogar el Memorándum de la vergüenza que se nos impuso en la legislatura del PP”.

El Decano ha pulsado la opinión de agricultores, ganaderos, empresarios y sindicatos respecto a la política de trasvases y ha realizado una pequeña encuesta callejera en la ciudad. Aunque dependiendo de los interlocutores existen ciertos matices, los resultados son unánimes en la solicitud de sensatez a los políticos en materia de trasvases. Asimismo, coinciden en que Guadalajara ha sido de sobra generosa por lo que opinan que no se debe volver atrás en las normas de explotación y en que se pongan por encima de todo los intereses de los habitantes de los pueblos ribereños.

Agricultores, ganaderos y empresarios

Son unánimes al reclamar que no se vuelva atrás en la norma y que se tengan en cuenta las necesidades de los pueblos ribereños

 

Juan José Laso, presidente de la Asociación de Agriculores y Ganaderos de Guadalajara (APAG) ha asegurado que la organización está en contra de cualquier trasvase “del trasvase del Tajo a Levante y del trasvase del Sorbe al Jarama para Madrid”. Laso manifiesta que “llevamos 40 años con trasvases y los beneficios no han repercutido en la provincia, ni en  la agricultura de Guadalajara, ni en los pueblos ribereños”. Desde la APAG se reivindica que se retome de una vez por todas el proyecto de conexión entre el río Sorbe y el pantano de Alcorlo para asegurar el agua a los regadíos del Henares y a todo el corredor industrial de Guadalajara: “La conexión es una reivindicación muy antigua y aquí tenía que unirse toda la sociedad de Guadalajara porque no es solo para riegos, es una conexión para uso agrícola y de boca. El agua del Sorbe la debemos aprovechar en nuestra provincia. Que no exista esa conexión es un insulto a Guadalajara”.

Respecto al trasvase a Levante, Laso ha sido rotundo: “No podemos estar de acuerdo en trasvasar el agua del Tajo a otras cuencas”. En su opinión, la solución debería pasar por que los beneficios del trasvase repercutieran económicamente en la provincia, así como en asegurar una lámina estable de 600 hm3 en los pantanos de cabecera:”Hay que respetar y cuidar a nuestros pueblos ribereños. Que sientan que los trasvases les han valido para algo porque parece que Guadalajara solo vale para trasvasar o para poner placas solares para Madrid”. 

La petición de la conexión del Sorbe con el embalse de Alcorlo, que garantizaría el agua para el consumo humano y los regadíos del Henares especialmente en épocas de sequía, también es una reivindicación de la Confederación de Empresarios de Guadadalajara, CEOE-Cepyme. Su secretario general, Javier Arriola, ha señalado que la organización mantiene desde hace años la misma filosofía: “Venimos reclamando desde hace muchísimos años la conexion del Sorbe y el Bornova, que garantizaría un abastecimiento para nuestra zona. Se podría abordar con los fondos Next Generation y es una buena oportunidad que nuestro Gobierno central no puede dejar pasar. Sería una inversión 30 millones de euros de fondos europeos y esa cantidad ingente de millones sería vital para Guadalajara”.

En lo que se refiere al trasvase Tajo-Segura, la organización empresarial siempre ha defendido las compensaciones económicas para los ribereños, así como la garantía de una lámina estable del entorno del 40% de la capacidad de los embalses para garantizar el abastecimiento de agua y el desarrollo económico de la zona: “Siempre hemos dicho que todo el agua que se lleve tenga una compensación para los pueblos de la zona y que esa compensación revierta en los municipios en forma de desarrollo económico”.

Arriola lamenta que “llevamos muchos años siendo solidarios” pero los gobiernos de uno y otro signo no han sido capaces de llegar a una solución porque “nunca se ha abordado una solución seria al respecto”. Para CEOE, ésta pasa por la elaboración de un Pacto Nacional del Agua bajo los criterios de compensación y permitir a los pantanos acumular una lámina de agua estable no trasvasable.

Imagen: Facebook Asociación de Municipios Ribereños.

Imagen: Facebook Asociación de Municipios Ribereños.

La opinión de los sindicatos

Los sindicatos CCOO y UGT también tienen sus posiciones. El secretario provincial de UGT, Paco Sánchez, es tajante: “Con el agua no se puede mercadear. Los trasvases deberían hacerse según las necesidades reales y no dar a unos para quitárselo a otros. Desde UGT pensamos que se tiene que recortar el trasvase. Se tiene que cerrar el grifo porque el cambio climático y la amenaza de la desertificación están ahí”.

Sánchez ha sido especialmente duro con la enmienda presentada por el PP para derogar las nuevas reglas del trasvase: “El PP en Castilla-La Mancha, una vez más, no está a la altura. Debería haberse opuesto a esas enmiendas porque es hacer luz de gas a la provincia y a los pueblos de la zona. Pedimos responsabilidad y que no quieran sacar votos de donde no se deben sacar. Lo que no se puede hacer es crear campos de golf y pedir para regar mientras otros no tienen para beber”, ha afirmado.

Por su parte, Javier Morales, secretario provincial de CCOO, considera que todos los partidos políticos son responsables: “Incluso con distintos cambios de gobierno no ha habido solución para un problema que lo que hace es quitar recursos que podrían utilizarse para dar beneficios a la provincia y generar empleo. El PP tiene un problema en este sentido pero también vemos contradicciones en otros partidos”.

De forma global, CCOO no está en contra de los trasvases “pero con este modelo, en absoluto” porque, en opinión de Morales, el tema del agua agudiza la despoblación en la provincia: “Sin duda, la carencia de agua en la cabecera impide que pueda haber actividades económicas que redundarían en la generación de empleo”.

El sindicato apuesta por un modelo basado en un mejor uso del agua buscando f´órmulas como la desalinización del agua del mar, especialmente en al regiñon de Murcia: “No se pueden quitar recursos a una zona para dárselos a otra zona y no se pueden seguir generando desequilibrios y desigualdades entre territorios. Entendemos que los trasvases no son un modelo sostenible ni solidario”.

La calle, en contra

El Decano ha salido a la calle a pulsar la opinión de la población respecto al problema del agua. Elegimos un populoso barrio de la ciudad, eminentemente obrero, en el que conviven vecinos de varias nacionalidades y estratos sociales. Las respuestas son variadas. Algunos ven la solución en dejar que la naturaleza haga su trabajo permitiendo regenerar los embalses, otros piden a Murcia, Valencia y Alicante que cambien su tipo de explotaciones agrícolas por otras que sean más sostenibles y acordes con su posición geográfica y su meteorología, y algunos les exigen que inviertan en desaladoras y aprovechen los recursos de las aguas subterráneas. Pero en una cuestión sí son unánimes: “No a más trasvases”.

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Powered by WebTV Solutions