¡Cuidado que viene el LoVOX!

Publicado por: El Decano
03/03/2023 12:05 PM
Reprods.: 516

El presidente regional, Emiliano García-Page, participaba esta semana en un foro económico organizado por un diario regional en el que advertía que, a pesar de que las encuestas “van bien” para el PSOE en Castilla-La Mancha, no tiene ninguna duda de que VOX conseguirá representación parlamentaria y que la suma de la derecha podría ser "perfectamente posible".


La advertencia del jefe del Ejecutivo autonómico no puede ni debe pasar desapercibida para los ciudadanos. Desde hace un año, la ultraderecha de Santiago Abascal forma parte de un gobierno autonómico, el de Castilla y León, donde gobierna de la mano del Partido Popular. A lo largo de estos casi doce meses no han sido pocas las discrepancias con sus socios de gobierno, que han tenido que lidiar con las posturas retrógradas de los de Abascal, la más sangrante de ellas, la propuesta peregrina y machista del vicepresidente de esta Comunidad, Juan García-Gallardo, de Vox, de obligar a las mujeres que desean abortar a escuchar el latido fetal y a someterse a una ecografía anticipada en 4D. Vamos, lo que se viene llamando en términos legales coacción. Pura y dura. 

 

Y es que la derecha radical está muy crecida. Tras convertirse en la tercera fuerza del Congreso de los Diputados en las elecciones de 2019, está movilizando a sus bases para convertirse en la llave de Gobierno en todas las plazas que le sea posible en las municipales y autonómicas del 28M. Una de esas plazas puede ser Castilla-La Mancha, donde pretenden dar la sorpresa. Más que sorpresa, susto, para todos aquellos que nos consideramos progresistas.

 

Los de Abascal están encantados con la estrategia del PP regional que es consciente de que deberá contar con ellos para formar gobierno en caso de que Vox tenga acceso a las Cortes regionales. El ‘lidereso’ popular regional, Paco Núñez, se lo está poniendo en bandeja. Lejos de evitar que los extremistas entren a formar parte de las instituciones, con los peligros y riesgos que ello conlleva para una sociedad democrática, ha confirmado que, si no es la lista más votada, pactará con Vox con tal de encumbrarse a su ansiada Presidencia. Es decir, que los populares quieren llegar al Palacio de Fuensalida y acabar con García-Page a cualquier precio, con el visto bueno del ‘moderado’ Alberto Núñez Feijóo. ¡Viva el centrismo!


En caso de que el PSOE fuese la lista más votada en la región pero PP y Vox lograran sumar votos para arrebatar la presidencia a los socialistas, no duden nuestros lectores que Castilla-La Mancha se convertiría en la nueva Castilla y León. Un absoluto desgobierno.

 

Señores del Partido Popular, ¿Están ustedes seguros de querer a la ultraderecha como compañera de viaje? ¿Realmente comparten su forma de concebir la política, la democracia y su visión prehistórica de España? ¿Creen que los castellanomanchegos se merecerían un gobierno ultra? ¿Cómo les explicarán a sus votantes que ustedes son una formación de centro-derecha si finalmente optaran por dormir con su enemigo? Los pactos son lícitos. Pero se convierten en un verdadero peligro cuando se realizan con facciones extemistas. Y no todo vale en política.  

 

A nivel social este pacto, de producirse, supondría además un claro retroceso en todos los avances y conquistas que se han conseguido a lo largo de estos años. Porque no olvidemos que Vox es un partido que considera enfermos a los homosexuales; no consiente y le repugna la diversidad afectivo-sexual; no cree en la igualdad real; le gusta el modelo abnegado de mujer de la afortunadamente desaparecida Sección Femenina de la Falange; venera lo privado frente a lo público; considera que la educación de niños y jóvenes pasa por el adoctrinamiento sectario de sus cachorros en aulas segregadas por sexo; propone políticas xenófobas y vocifera preocupantes mensajes contra todo tipo de inmigración; tacha de “progres” a las ONGs; añora la política revanchista de la posguerra y reniega de la Memoria Histórica; propugna el negacionismo de la violencia de género, etc.

 

Lo anteriormente expuesto es sólo un pequeño ejemplo del ideario ultranacionalista y ultracatólico de Vox, formación con la que el PP de Castilla-La Mancha pretende ir de la mano en caso de no ganar las elecciones. Que nos pillen confesados. 

 

Parafraseando y versionando al pastor del cuento, ¡Cuidado, que viene el LoVOX! 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions