Una nueva ruta para salvaguardar la memoria de la Sierra de El Cardoso

Publicado por: Marta Perruca
23/06/2023 11:15 AM
Reprods.: 303

Esta nueva senda se inaguraba con una ruta guiada por los vecinos de la zona que han rescatado de la memoria sus conocimientos y recuerdos para eleborar los paneles: José Martín, Cristina Vicioso y Sotero López. La ruta se puede realizar de manera libre o a través de visitas guiadas por el personal del Centro de Visitantes del Parque Natural, todos los sábados y domingos a las 11.00 horas hasta el mes de noviembre

 

El Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara  ha sumado un nuevo recorrido a su red de senderos interpretativos. Se trata de la “Senda del Jarama”, un paseo de 5 kilómetros que recupera parte del antiguo camino que unía los pueblos de El Cardoso de la Sierra en Guadalajara y Montejo de la Sierra, en la vecina Comunidad de Madrid. A través de cinco paneles interpretativos, esta ruta etnográfica rescata de la memoria los usos, las tradiciones y los chascarrillos de las gentes que habitaban estos preciosos pueblos serranos hace unas cuantas décadas, allá por el siglo XX. Llevar el grano al molino, cultivar la tierra, pastorear las ovejas, construir muros de piedra seca  y, por supuesto, las fiestas, juegos y celebraciones.

 

Decenas de senderistas y vecinos de la zona participaron en la inauguración de esta senda etnográfica del Jarama, que realizó el trayecto con unos guías muy especiales: José Martín (el único pastor de ovejas en la zona), Cristina Vicioso y Sotero López, vecinos de El Cardoso de la Sierra y protagonistas absolutos de la senda, que han compartido sus recuerdos y vivencias para elaborar los paneles de la ruta y que en esta primera experiencia los revivieron, relatando historias y conversando con los participantes.

No en vano, el primer panel de esta ruta ya adelanta que el visitante se llevará parte de este legado consigo, convirtiéndose "en salvaguarda de la memoria de la Sierra de El Cardoso".

 

El río Jarama, afluente del Tajo, es un elemento importante de esta ruta. Nace muy cerca, en la Peña Ceborella y marca el límite con la Comunidad de Madrid. En su recorrido por estas tierras existían hasta ocho molinos, que dan testimonio de la importancia del oficio de molinero. La ruta indica el canal que sangraba el río, desviando el agua hacia el molino: el caz. Sotero López recuerda que el centeno se sembraba en noviembre y se segaba en el mes de julio, y tras la trilla en la era, se molían una o dos fanegas, que serían como 42 kilos, pagando un porcentaje al molinero, que se conocía como la maquila. Los años 70 del siglo pasado asitían a las últimas moliendas que se realizaron en la zona.

 

José Martín es el último pastor de ovejas de la zona, oficio que aprendió de su padre, una actividad que fue fuente de supervivencia de nuestros abuelos, además de contribuir a mantener limpio el monte y a prevenir incendios, generando prados de diente, propicios para el pasto del ganado, que además conservan una gran diversidad biológico. La principal amenaza que asume estos días el pastoreo es la falta de relevo generacional.



Esta ruta desvela algunas curiosidades de la vida cotidiana, como la elaboración de escobas con  cambrón o sonjera, los muros de piedra seca que marcaban la propiedad y conforman el paisaje o las piedras de silimanita, que se extraían de la sierra y con las que se hacían las ollas que la abuela guardaba en la alacena.

 

Como no podía ser de otra manera, el trayecto termina con la fiesta y el juego, recordando pequeñas tradiciones como la flor de retama que los mozos dejaban en la ventana, balcón o tejado de la moza que pretendían en la madrugada de San Pedro; las danzas ancestrales de "La Machada" de Bocígano o como los chavales elaboraban las primeras pistolas de agua con un palo hueco de saúco y otro más duro, que hacía de émbolo.

 

La senda del Jarama se puede recorrer de forma libre o bien a través de visitas guiadas por el personal del Centro de Visitantes del Parque Natural, todos los sábados y domingos a las 11.00 horas hasta el mes de noviembre.

 

El parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara cuenta ya con 33 rutas de senderismo que suman más de 500 km de recorrido. Esta nueva senda etnográfica forma parte del proyecto de red de senderos interpretativos del Parque Natural, que tiene como objetivo la divulgación de sus valores ambientales y etnográficos. Se suma a la nueva senda ecológica de Carretas en el Hayedo de Tejera Negra y a otras rutas ahora en fase de diseño, como las seis geo-rutas del Parque Natural, la senda etnográfica de Hiendelaencina a Villares de Jadraque, la senda ecológica de Umbralejo a La Huerce, o la ruta escénica de Majaelrayo al Puerto de La Quesera.

 

Vídeos de la noticia

Imágenes de la noticia

Categorías:
Tags:
Powered by WebTV Solutions